Mundial de Karting Rotax Max Challenge

Todos a la pista: cuando el karting es una pasión familiar

El matrimonio de Ramón Ramírez y Úrsula Pino, junto a sus cuatro hijos son todos corredores de la disciplina en Chile. Ahora, dos de sus hijos forman parte de la selección chilena.

La familia Ramírez Pino es uno de los ejemplos que se ven en el karting nacional. Tanto el padre Ramón como su esposa Úrsula y sus cuatro hijos, Giovanni, Ramón, Ernnie y Tomás son apasionados por esta disciplina.

Ahora, el clan Ramírez Pino tiene a dos de sus integrantes dentro de la selección chilena que participará del Mundial de Karting Rotax Max Challenge Brasil 2018, que se disputará en los próximos días, siendo Ramón quien forme parte en Mini Max y Giovanni Senior Max.

"Esto partió por el tema de los autos, siempre he sido fanático. Partí con uno de mis hijos, pero ya al corto tiempo estaba el resto con cada uno con su kart hasta el más chico que hoy tiene 7 años", cuenta Ramón padre.

"Para nosotros es parte de la vida el karting. Llega el fin de semana y nos vamos a la pista porque no sabemos hacer otra cosa", agrega entre risas.

Ramírez reconoce también las dificultades que tiene poder desarrollar esta disciplina. "Es difícil poder mantenerse, pero por la pasión todo se logra. Todo esto es esfuerzo familiar, tanto en tiempo como en la parte financiera", indica.

Por ello, valora la experiencia que tendrán sus hijos en Brasil. "Es un estímulo que uno tiene a fin de año. Salir del país, conocer gente, probar cosas distintas, y otro tipo de roce de pilotos. Empiezan a conocerse y se van topando", comenta.

0 Comentarios

Normas Mostrar