CHILENOS POR EL MUNDO

La huella que ha dejado Mario Salas en su primer año en Perú

El estilo de juego de Sporting Cristal ha sido lo más valorado en la labor del candidato a asumir en Colo Colo, aunque también le reconocen su bajo perfil y afán didáctico.

Durante el buen paso de Mario Salas por Perú hubo un hecho que llamó la atención y puso de relieve el impacto que ha tenido la labor del DT chileno en el Sporting Cristal, cuando suena como firme candidato para dirigir a Colo Colo. Harto de las consultas sobre el desenlace del duelo Rive Plate vs Boca Juniors en la pospuesta final de la Copa Libertadores, el Comandante tuvo un gesto que fue muy valorado en el país.

"El tema de Boca y River no me interesa, es un tema agotado. Solo me interesa que le paguen a los jugadores de (Sport) Rosario y a todos los que les deben, eso me interesa a mí", afirmó Salas, lo que fue agradecido en las redes sociales por los integrantes del plantel aludido, quienes a fines de noviembre completaban cinco meses sin recibir sus sueldos. 

Al chileno le ha ido bien en Perú (se encuentra a un paso de lograr el título nacional ante Alianza tras vencer en la ida por 4-1 y ya obtuvo los torneos de Verano y Apertura). Se siente a sus anchas, opinando más allá de lo políticamente correcto para cualquier extranjero. Y es reconocido por el medio incaico, que admite la huella que va dejando en varios planos durante su ciclo en el cuadro cervecero.

Estilo aplaudido

El principal impacto de la gestión de Salas ha destacado en el plano futbolístico. Hay dos aspectos que los peruanos ponen siempre sobre la mesa al evaluar al entrenador nacional: la postura ofensiva y el alto ritmo de juego.

Sporting Cristal es un equipo que adquiere el protagonismo en cada partido, por lo que nunca sale a ´trabajar' un partido, sino que intenta atacar de manera permanente. Es una novedad en la liga local y, como también ha dado buenos resultados, siempre es recalcado en las críticas a su labor. De hecho, los rimenses finalizaron el año con una diferencia de gol de 70, luego de marcar 106 tantos y recibir 36 en los tres torneos anuales.

Lo otro tiene que ver con la performance del equipo de Salas en la cancha. Es un cuadro de acciones intensas y repetidas, que no decae a lo largo del tiempo reglamentario de juego. En un fútbol históricamente vinculado con el balón a ras de piso y pulcramente tratado, pero distante de la alta dinámica, lo que expone el chileno en su conducción ha dejado una marca incontestable.

Vida social

Sobre el vínculo del técnico con el entorno peruano, en el país vecino destacan su bajo perfil y afán didáctico, rasgos puestos a prueba esencialmente en las conferencias de prensa previas y posteriores a cada partido del Sporting Cristal.

En una columna de opinión, el periodista Miguel Villegas escribió en El Comercio de Perú que sus "conferencias son cátedras (por lo pausado y didáctico), modales que se agradecen ahora que tanto foco se hace en los extranjeros (nunca una lisura, nunca un exceso, siempre el trato de usted)".

El último rasgo del chileno puesto de relieve se relaciona con su conocida intensidad a la hora de comandar los entrenamientos. La energía puesta en la tarea fue lo primero que llamó la atención, tras su desembarco en Lima, y con el paso del tiempo el medio local la reconoce como una huella de su gestión.

"Creo que es un gran profesor, con una personalidad y un manejo de grupo muy bueno, que era lo que necesitábamos acá", sostuvo en su momento el arquero Carlos Grados.