MANCHESTER UNITED 2-BRIGHTON 1

Alexis vio desde el banco la séptima victoria del United

El Manchester United logró su sexta victoria consecutiva en la liga inglesa tras vencer por 2-1 al Brighton en un intenso partido. Alexis Sánchez fue a la banca y no ingresó.

REUTERS

El Manchester United logró su sexta victoria consecutiva en la liga inglesa tras vencer por 2-1 al Brighton en un intenso partido. Alexis Sánchez fue a la banca y no ingresó.

Manchester United se impuso por 2-1 frente al Brighton y logró su sexta victoria consecutiva en la Premier League. Alexis Sánchez fue a la banca, pero no ingresó y vio el triunfo desde la banca.

En el inicio del partido, el cuadro local comenzó realizando el estilo de juego que venía demostrando en las últimas fechas, controlando el ritmo del partido y atacando con personalidad y precaución. Por otro lado, el equipo visitante, solo esperaba refugiado en su mitad de cancha, esperando la oportunidad de contraatacar y encontrar una opción clara de gol.

Tras tras llegadas claras de los Diablos Rojos, Paul Pogba recibió un gran pase de Nemanja Matic, encaró desde la derecha hacía adentro, lo botaron en el área y el juez cobró penal a favor de los locales. Tras esto, fue el mismo volante quien a los 27' anotó el primero del partido.

Con la apertura de la cuenta, el Brighton despertó, comenzó a jugar y a acercarse más al área de David De Gea, pero solo a través de balones al área por aire buscando la igualdad en el marcador. Sin embargo, al minuto 42' y tras pocas llegadas de los locales, Marcus Rashford se encargó de anotar el segundo con un golazo al angulo tras dejar un jugar rival en el camino.

En el segundo tiempo, el cuadro visitante salió con otra mentalidad para lograr acortar distancia con su rival, pero no logró demostrar una idea de juego y dejaba que el local dominara la pelota. Pasado el minuto 70, el Brighton empezó a llegar más al arco del portero español y fue en el 72' que Pascal Gross controló de pecho dentro del área un pase de Davy Propper y consiguió el descuento tras una gran definición.

Tras el descuento, el United atrasó un poco sus líneas para mantener la ventaja y eso provocó que el rival jugara más cerca de su área, sin embargo, no generaron peligro para los dirigidos por Gunnar Solskjaer, quien no utilizó la opción de Alexis Sánchez.