COLO COLO

Los otros fichajes de Colo Colo que se fueron sin jugar un minuto

Danny Pérez no es el primer refuerzo de Colo Colo que abandona el Monumental sin participar en cancha. Otros tuvieron una acción mínima.

La historia de Danny Pérez en Colo Colo parece curiosa, casi inexplicable. Sin embargo, la situación está lejos de haber ocurrido por primera vez. Al contrario, son varios los casos de futbolistas que un día fueron presentados como refuerzos, pero que luego no sumaron ningún minuto.

Uno de los más recordados es el de Ricardo Rojas, quien fue presentado como fichaje en la Noche Alba del 1996. La situación, eso sí, dio un giro horas después: la operación se cayó y el futbolista regresó a Unión Española. Al año siguiente se fue a la U.

El 1997 ocurrió con varios jugadores: Ismael Ahumada, Nicolás Lauría Calvo y Carlos Vega. El primero llegó desde Palestino y pasó casi inadvertido, mientras que los otros dos no habían sido solicitados por Gustavo Benítez y fueron apartados del plantel. Vega fue a Puerto Montt.

Jaime González vivió algo similar el 2000. Tras su gran campaña con O'Higgins a fines del siglo, el delantero llegó a Macul. Sin embargo, no se pudo consolidar. Así lo contó en entrevista con AS hace unos días: "No me sentí a gusto, tenía todo listo en la UC y no tenía mi futuro proyectado en Colo Colo. Eso me descolocó, solo quería que pasaran rápido esos seis meses. Al final me lesioné en una Selección Preolímpica", dijo.

Nueve años después fue el turno del formado en la U Alex Von-Schwedler. El 2009 llegó a Colo Colo para reemplazar a Miguel Riffo. Fue campeón del Clausura, pero no participó en ningún duelo oficial.

El último ocurrió este mismo año, con Juan Carlos Gaete. El delantero fue protagonista de una polémica que se extendió por varios días: luego de firmar contrato, no viajó a la pretemporada en Pilar "por motivos personales". Luego se trasladó hasta Argentina para conversar con Mario Salas, pero volvió a las pocas horas. El jugador fue enviado a préstamo a Santa Cruz.

Otros casos: los que jugaron poco

El seleccionado brasileño Paulao también llegó el 1997, pero las lesiones impidieron mayor participación: estuvo en solo dos partidos, durante la Copa Libertadores. Rogelio Delgado, en el 1995, y Agustín Alayes, en el 2011, jugaron la misma cantidad de partidos.

¿Quiénes jugaron solo uno? El portero Jorge Cortés en el 1993, el paraguayo Rodrigo Báez el 2013 y John Crawley en la última fecha del torneo 1994. Sus carreras después tomaron distintos rumbos. Tal como esta vez ocurrió con Danny Pérez.