Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

Tenis

Los motivos que alimentan la ilusión chilena en Copa Davis

El equipo de Nicolás Massú se medirá con Argentina y Alemania, países que no contarán con sus máximas figuras en el certamen que se disputará en Madrid.

Chile conoció ayer sus rivales para las finales de la renovada Copa Davis que se desarrollará en noviembre en la Caja Mágica de Madrid. Argentina y Alemania, junto a los nacionales completan el Grupo C. El sorteo, pudo ser mucho peor, considerando que ambos países no contarán con sus mejores exponentes en el singles: Juan Martín del Potro y Alexander Zverev, respectivamente. Es por eso, que el equipo de Nicolás Massú tiene razones suficientes para ilusionarse con luchar por la clasificación a la siguiente fase. 

Sin 'Delpo', Argentina cuenta con Diego Schwartzman como número uno en singles, situación que complicaría a los chilenos en el caso que se confirme que cada serie se juegue entre los uno de cada país y el segundo choque entre los número dos de Argentina-Chile. De ser la primera alternativa, Nicolás Jarry tendría que medirse ante su 'bestia negra' y en una de las superficies más incómodas para él: hard bajo techo. 

Eso sí, todo se equipara en los otros puntos, porque los trasandinos, en este momento, no tienen otro jugador top. Guido Pella podría ocupar la plaza de segundo singlista, debido a que Leonardo Mayer se retiró de la Copa Davis para dedicar mayor tiempo a su familia. Federico Delbonis -superado por Christian Garin en todos sus duelos de 2018- y Juan Ignacio Londero, de un gran salto en este inicio de temporada, podrían asomar como otras alternativas.

El dobles es un punto parejo. Chile ya derrotó en San Juan a los trasandinos, que no tienen una dupla fija hace varios años.

En el caso de los alemanes, Philipp Kohlschreiber aparece como la carta principal del equipo tras la baja de Alexander Zverev, quien ha criticado duramente el nuevo formato de la competencia. Lo siguen Jan-Lennard Struff y Peter Gojowczyk, que en el papel, pelearían por ser el segundo singlista. En el caso de Struff, es segura su participación con Tim Püetz en el dobles, siendo una de las parejas más potentes de la competición durante el último tiempo. 

Jarry lidera 2-1 la serie frente a Gojowczyk y aplastó a Struff en Delray Beach 2018. 

Es evidente que por historia, superficie y experiencia Chile no es favorito en el Grupo C del torneo, pero tiene razones suficientes para pelear ambas series. A más de nueve meses, el panorama está claro para el equipo nacional que vivirá su competencia más importante desde que iniciaron su proceso en Barbados hace cinco años. Las opciones para dar la sorpresa existen.