COLO COLO

Vilches, el goleador silencioso que pelea el puesto con Paredes

Salas apostó por él desde el inicio de Torneo. Es el máximo anotador del cuadro albo, y el segundo del campeonato. Paredes también quiere su lugar.

"Estoy creciendo cada vez más como futbolista y como persona. Un delantero tiene que adaptarse a todo". Es la frase con que Andrés Vilches se ilusionaba en el 2014 con su promisoria carrera. Hoy es prácticamente un caso especial, un jugador que se acostumbra a combatir contra la alternancia, pero que se transforma en goleador cada vez que tiene una oportunidad.

Tal como ocurre en el presente. Mario Salas le dio una oportunidad como titular en el centro del ataque gracias a la ausencia de Esteban Paredes, y no ha fallado: ya es el goleador de Colo Colo con cuatro goles, y el segundo de todo el Torneo Nacional 2019, detrás de Roberto Gutiérrez, quien lleva cinco tantos.

Su efectividad es de un 50 por ciento: marcó en la mitad de sus ocho tiros y vive su mejor momento goleador en los últimos cuatro campeonatos.

La titularidad de Vilches, eso sí, ahora tiene una dificultad: la vuelta de Esteban Paredes, quien destacó ante la UC y quiere su opción en el ataque. "Esteban se ha acoplado a lo que pedimos nosotros y eso demuestra su profesionalismo y calidad futbolística. Todavía no defino el equipo y pueden ser parte o no del equipo", dijo Salas este jueves.

El encuentro ante Iquique se jugará el sábado a las 18:00 horas.

La cara opuesta de su carrera

Vilches comenzó su carrera en Huachipato, pasó por Valdivia, y regresó a Talcahuano hace cinco años. En esa temporada brilló con 21 goles en el segundo semestre. Fue goleador de la Copa Sudamericana. ¿Su técnico? Mario Salas. Esa campaña le permitió dar el salto a Colo Colo.

Sin embargo, en Macul nunca se consolidó y el 2018 partió a préstamo a Universidad Católica. En San Carlos de Apoquindo tampoco logró un protagonismo constante, pero marcó dos goles clave en el camino hacia el título. Y eso fue suficiente para ser nominado por Reinaldo Rueda a los amistosos que disputó contra Costa Rica y Honduras.

Fue su segunda experiencia en la Selección. Antes, el 2015, había sido convocado por Jorge Sampaoli para disputar un encuentro contra Estados Unidos.

La adaptación al juego de Salas

Tras la llegada de Salas a Colo Colo, a fines del 2018, el atacante reconoció públicamente que quería volver al club. ¿La razón? "Conozco al cuerpo técnico y su forma de jugar. Sería lindo si se llega a dar", decía. Y eso ha quedado reflejado en más de alguna fecha de esta competencia.

Pese a la derrota, el duelo contra la UC fue un reflejo. Aunque la presencia de Vilches muchas veces pasa inadvertida, sus movimientos son esenciales para poder concretar en el arco rival: en el primer descuento intercambió posiciones con Esteban Paredes (quien arrastró marcas hacia el primer palo) y ocupó el espacio para cabecear ante Matías Dituro.

En el segundo descuento acompañó la jugada tras el movimiento de Paredes y no falló en el área chica. Vilches partió a celebrar un tanto más en este trayecto que a los 27 años aún le falta por despegar.