Competición
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Ligue 1
  • Mundial de Clubes
  • Premier League
  • Serie A
  • Hoy en As

CHILENOS POR EL MUNDO

La historia del primer título de tres chilenos en el extranjero

En el fútbol de Centroamérica, Miguel Hermosilla, Luis Henán Álvarez y Ricardo Sepúlveda ganaron una liga. El DT era otro nacional, Hernán Carrasco.

Gabriel Arias, Marcelo Díaz y Eugenio Mena hicieron historia para Chile con el título de la Superliga de Argentina logrado con el plantel de Racing de Avellaneda. En el pasado no fue común que un chileno terminará dando la vuelta olímpica en el fútbol internacional y menos que fueran tres los nacionales que alcanzaran el logro. 

Sin embargo, hay un hito olvidado al respecto, que data de la década de 1960 y ocurrió en el fútbol de Centroamérica. Luis Hernán Álvarez, Ricardo Sepúlveda, Miguel Hermosilla y el DT chileno Hernán Carrasco fueron campeones de la liga de El Salvador, en Alianza, durante la temporada 1966-1967.

Fue la culminación de tres temporadas de máximo éxito en el cuadro de El Salvador, ya que los dos campeonatos anteriores también habían quedado en sus manos. Por esta razón, el equipo de Alianza pasó a ser llamado la 'Orquesta alba' en el país centroamericano y la presencia de los tres chilenos en la cancha, junto a la dirección técnica de Carrasco, quedó grabada para siempre en los hinchas.

Historias de vida

Sepúlveda fue un centrodelantero y mediocampista ofensivo que nació en Temuco en 1941. En Chile actuó por el desaparecido Green Cross y también en Colo Colo. Durante los años 60, dejó el Cacique para emigrar a El Salvador, donde también jugó por Atlético Marte y Municipal Limeño. Tras el retiro, ejerció como entrenador en país de Centroamérica , dirigiendo a Alianza, y también tuvo un paso por el fútbol de Guatemala. Falleció en 2014 en el país que lo acogió.

Hermosilla y Álvarez tuvieron un derrotero distinto. El primero, un mediocampista talentoso y con un paso también por Colo Colo, regresó a Chile. Laboró en el fútbol formativo de Cobreloa y, luego de asumir en el primer equipo, consiguió el campeonato de 1988 con los mineros. Después tuvo un paso por Audax Italiano, en Primera B, y volvió a dirigir a los loínos en dos oportunidades.

Álvarez, en tanto, luego del título con Alianza en El Salvador, se reinsertó en el fútbol chileno al fichar en Green Cross y más tarde terminó su carrera en Antofagasta. El padre de Cristián Álvarez, retirado lateral de Universidad Católica, ejerció como entrenador en las categorías menores del fútbol nacional y, en 1991, falleció prematuramente. Nadie aún ha logrado superar su marca de 37 goles en un torneo nacional, la que fue lograda en 1963 con Colo Colo.