ECUADOR 1 CHILE 2

El VAR enloqueció al público: el lado B del partido de la Roja

El Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía recibió el segundo partido de la Roja y el juez Loustau se llevó todas las críticas por su actuación en el VAR.

Salvador de Bahía

La Roja vivió su segundo partido en esta Copa América y en la trastienda hubo varios hechos llamativos: desde un afectuoso saludo hasta tensión extrema por la lentitud del VAR.

1. Cánticos a Medel, Sánchez y Vidal

El capitán de Chile siempre ha gozado del respeto y cariño de los hinchas y, al igual que en el primer partido, la barra nacional le dedicó un cántico durante un par de minutos. Él respondió con un saludo y aplausos. Luego del 2-1, fue el 'Niño Maravilla' quien recibió todo el afecto del la bulliciosa hinchada de la Roja y finalmente fue el turno para el 'Rey Arturo'.

2. Afectuoso reencuentro

Entre los titulares de ambos equipos había dos que son muy cercanos: Eduardo Vargas y Enner Valencia. Ambos comparten la delantera de Tigres de México y por eso es que en la previa se dieron un cálido abrazo. El ecuatoriano, en entrevista con As, había elogiado ampliamente al goleador nacional.

3. No al Fair Play

Promediando el primer tiempo, Jhegson Méndez acusó un golpe de Isla, se quedó en el suelo y Beausejour lanzó un largo pelotazo hacia afuera. Los chilenos reclamaban que debían devoverle el balón, pero Ecuador optó por salir jugando desde atrás. Las pifias se hicieron sentir.

4. La interminable ceremonia del VAR

Corrían 39 minutos de juego cuando Gabriel Arias salió a destiempo y provocó un foul que en primera instancia no fue cobrado por Patricio Loustau. Luego, pasaron un par de minutos y decidió recurrir al VAR. Ahí todo se dilató aun más y al final recién a los 44' se sirvió el tiro libre. El público no entendía cómo podían demorarse tanto en una jugada tan simple de analizar.

5. Escaso público

La baja asistencia de público a los partidos de esta Copa América volvió a quedar de manifiesto en el duelo de Chile ante Ecuador. El Arena Fonte Nova tiene capacidad para 50 mil personas, pero en el partido hubo solo un poco más de 11.496.