LIMA 2019

Qué es y cuánto cuesta practicar pentatlón moderno en Chile

Los chilenos María José Bravo, Esteban Bustos y Benjamín Ortiz iniciaron su participación en los Juegos Panamericanos. Ellos mismos cuentan detalles sobre sus cinco disciplinas.

Qué es y cuánto cuesta practicar pentatlón moderno en Chile
Diego Vega

El pentatlón moderno es uno de esos de deportes en que Chile tiene figuras de proyección. Jóvenes que poco a poco comienzan a aportar éxitos al Team Chile, tal como ocurrió con dos medallas en Cochabamba 2018. Sin embargo, ese deporte es uno de los más desconocidos, principalmente por la variedad de sus disciplinas.

¿En qué consiste exactamente? Así lo explica Benjamín Ortíz, quien logró plata en los suramericanos del año pasado: “Es el deporte más completo que existe. Es un deporte olímpico, que goza de cinco disciplinas: esgrima, natación, salto ecuestre, tiro con pistola y atletismo. La competencia se desarrolla en dos días”, dice a AS al interior de la Villa Panamericana.

“En natación nadamos 200 metros, y en equitación no conocemos el caballo. Tenemos que hacer una cancha de dos obstáculos. Y finalmente el tiro de carrera que es una prueba combinada que se corre en 4x800 metros, y en cada estación se va disparando”, complementa Esteban Bustos, quien logró medalla de bronce en Guadalajara 2011.

Ese mismo escenario se lleva al plano económico: “La inversión es bien alta”, dice Ortiz. “Los materiales se gastan más rápido de lo que uno cree. ¿Un ejemplo? En equipo deportivo de esgrima se necesita arriba de $600 mil, aproximadamente una vez año”, señala.

“El traje de baño, que dura tres competencias, cuesta 100 mil pesos”, agrega. Según un recuento de AS, se estima que un pentatleta moderno necesita alrededor de $4 millones en materiales. “Siempre hay que ir comprando”, cuentan. Esa cifra cubre zapatillas especiales, chaquetas, pistola, clavos, traje y lentes de nado, camisa, entre otras cosas.

Tanto Bustos como Ortiz ya iniciaron su participación en estos Juegos Panamericanos. Lo mismo ocurrió con la chilena María José Bravo. Los tres sueñan con medallas, pero también esperan disfrutar: “Es una fiesta para nosotros, todo es muy bonito”.