Competición
  • Primera B de Chile
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Ligue 1
Primera B de Chile
Barnechea Barnechea BAR

-

Deportes Temuco Deportes Temuco TEM

-

Ñublense Ñublense NUB

-

Puerto Montt Puerto Montt MON

-

Bundesliga
LaLiga Santander
Ligue 1
Niza Niza NIZ

-

PSG PSG PSG

-

COLO COLO

La cadena de tropiezos que desestabiliza el proyecto albo

Mario Salas fue presentado como el técnico de consenso de ByN a fines del 2018. Una serie de caídas empieza a complicar el panorama.

“Salas ya se va… ya se va, Salas ya se va…”. Ese fue el canto de los hinchas de Colo Colo para pedir la salida de Mario Salas, después de la derrota ante Universidad de Concepción. El cuadro albo salió de la zona de clasificación a la fase de grupos de Copa Libertadores y el panorama del entrenador se empieza a complicar.

“Se nos acabó la cuenta de ahorro”, decía el propio DT durante la semana. Y tenía razón: Audax Italiano escaló al segundo lugar, y otros tres clubes meten presión: Palestino, Huachipato y O’Higgins, quienes están muy cerca de Colo Colo (tercero) en la tabla de posiciones.

Colo Colo en el plano internacional

El problema para Mario Salas es que el objetivo que le trazó Blanco y Negro es acceder a la próxima Copa Libertadores sí o sí. “Tenemos la obligación de estar en la Libertadores todos los años”, es la ley de Marcelo Espina, gerente deportivo de Colo Colo. El argentino se lo estableció a Héctor Tapia 2018, y este año lo ha repetido en más de una ocasión.

El tercero del Torneo Nacional y el ganador de la Copa Chile ingresan a la segunda fase de la Libertadores. En términos económicos, eso solo asegura 500 mil dólares a Colo Colo y no los tres millones de dólares que suma la fase de grupos. Un problema que Colo Colo ya tuvo este año, al quedar eliminado rápidamente en Copa Sudamericana.

Lo más complejo es que, a diferencia de lo que ocurre con los principales rivales, el nivel de Colo Colo va en baja. Los resultados lo demuestran: el plantel albo está en el penúltimo lugar de la tabla de la segunda rueda, con 22 por ciento de rendimiento. Este domingo perdió ante un club que no ganaba desde abril. En esa tabla, solo supera a Unión Española.

Un Colo Colo sin variantes

“Mario Salas tiene la urgencia de armar un buen plantel. Queremos hacer la cosas con seriedad”, planteaba Espina a en diciembre del año pasado. “Conformamos un equipo para todo el año”, decía Salas seis meses después. Sin embargo, la realidad ha sido muy diferente.

Las lesiones de Matías Zaldivia o Carlos Carmona, las suspensiones de jugadores como Juan Manuel Insaurralde y Jorge Valdivia, la partida de Agustín Orión y las citaciones de futbolistas a la Roja, han provocado más de un problema en Colo Colo.

Al DT le ha costado encontrar las mejores variantes. De ser un plantel abultado, como calificó Espina el año pasado, pasó a ser un equipo con pocas alternativas reales en la banca de suplentes. Incluso, en la delantera, posición que a comienzos del 2019 le generaba más tranquilidad: ni Javier Parraguez ni Andrés Vilches han estado a la altura para reemplazar a Esteban Paredes, quien está cerca del retiro.

La ventaja de Salas es que aún puede revertir el panorama. Blanco y Negro aún puede salvar el proyecto que más consenso generó. Con el Superclásico muy cerca y con el segundo lugar como una meta alcanzable, el entrenador tiene la posibilidad de levantarse en tres meses y dejar el actual contexto solo como un mal recuerdo.