FÚTBOL CHILENO

Julio Barroso renace y vuelve a ser el de antes en Colo Colo

La baja de Zaldivia por lesión le abrió la puerta de un retorno a la titularidad al central, quien ha mostrado buen nivel, con goles clave y sólidas actuaciones.

Julio Barroso ha sido uno de los jugadores vitales de Colo Colo en los últimos partidos. Durante el triunfo por 4-2 contra Audax Italiano, el zaguero cumplió una buena actuación y anotó un gol, panorama que se repitió en el Superclásico con su tanto agónico en la victoria (3-2). Este sábado, otra vez el argentino brilló y fue uno de los artífices del paso a semifinales de Copa Chile ante Everton.

Lesión y suplencia

Hasta ahora, el 2018 de Barroso no había sido un buen año. Permanentemente en jaque por una discopatía genética en la columna vertebral, el defensa fue perdiendo terreno en la disputa por conformar la dupla de centrales titulares frente a Juan Insaurralde y Matías Zaldivia. Al punto de que sus dos compatriotas finalmente se quedaron con ambos puestos.

Sin embargo, a fines de agosto pasado Zaldivia sufrió el corte del ligamento cruzado anterior de de la rodilla izquierda e inmediatamente quedó descartado para el resto de la temporada. Surgió, entonces, la chance para que Barroso retornara a la titularidad.

Volver a jugar

"Me ha tocado de a poco volver... He he podido ir completando los 90 minutos. Me pone contento poder sentirme bien y recuperarme. Tengo lógicamente la capacidad de llevar mi rendimiento de la mejor manera y eso es lo que voy a brindarle al equipo como a todos los que les toca entrar siempre", afirmó el zaguero cuando retomaba el hilo de actuaciones seguidas en el Cacique.

"Influye no estar bien físicamente, merma el rendimiento. No justifico nada, me ha tocado por lesión estar afuera. Dependo mucho de mi rechazo, de mi arranque, es la base de lo que he logrado. Me tocó una lesión donde se centra toda la fuerza que necesito. Estuve en Colo Colo en cuatro años en los que me perdí muy pocos partidos", agregó Barroso en ese momento.

En la victoria contra Everton del sábado pasado, el argentino estuvo infranqueable conformando la dupla de centrales con Insaurralde. El local, en los últimos minutos y con la presencia del espigado ariete paraguayo Walter González en el ataque, atacó regularmente en forma aérea, pero Barroso se impuso en cada uno de los duelos. Además, en la salida siempre fue un agente de pases seguros y con intención.