Competición
  • Bundesliga
  • LaLiga Santander
  • Ligue 1
  • Mundial de Clubes
  • Premier League
  • Serie A

LA ROJA

El balance es negativo: sólo 10 minutos buenos en toda la gira

Ante Colombia fue superado y no disparó al arco. Con Guinea se fue al descanso en desventaja, y sólo despertó en el complemento.

Reinaldo Rueda volverá a Santiago con una victoria y un empate. Suena un resumen favorable para la Roja, sin embargo, detrás de los resultados obtenidos en España, lo que es esconde es un análisis preocupante de cara a las Eliminatorias.

La Roja sigue sin encontrar un patrón de juego, no encuentra variantes, y las apuestas del entrenador no funcionan. Por ahora, el equipo se sostiene en un buen orden defensivo, sin embargo, el funcionamiento está lejos de ser confiable

Tomando en cuenta los partidos ante Colombia y Guinea, la Roja sólo tuvo diez minutos relevantes y efectivos. Fue desde el minuto 60 ante el 70 ante los africanos, donde convirtió los únicos tres goles de la gira, y dejó un par de buenas sensaciones. 

Ahí destaca el atrevimiento de Jean Meneses, uno de los pocos que aprovechó su oportunidad para seguir en la Roja. También el oportunismo de Felipe Mora en un momento donde escasea un goleador. Del otro lado se ubican Alfonso Parot, Cesar Pinares y Diego Rubio, lejos de un nivel de selección. 

Ante los cafetaleros, el rival más importante de la gira, Chile no existió. Sostuvo el cero gracias a un par de buenas intervenciones de Claudio Bravo, pero no pudo desequilibrar, y luego de seis años ni siquiera tuvo un disparo al arco. 

Ante los africanos la historia fue aún peor. Con varias apuestas desde el arranque, y ante una selección ubicada en el puesto 74 del ranking FIFA, Chile se fue al descanso 0-1 en el marcador, y tuvo que recurrir al orgullo personal para dar vuelta la historia.