CRISIS EN CHILE

¡Fútbol en Plaza Italia! La notable historia detrás de la protesta de jugadores amateur

La Liga Cooperativa de Fútbol fue la encargada de organizar esta manifestación en el lugar icono de Santiago: "Estamos acá para apoyar las demandas del pueblo".

La pelota es nuestra. Ese fue el mensaje que se repitió en reiteradas ocasiones durante la mañana de este sábado en Plaza Italia: la Liga Cooperativa de Fútbol (Licoof) organizó novedosos partidos como forma de apoyar el movimiento social en Chile. Una protesta distinta y emotiva, justo horas después que se realizara la marcha más grande de todas.

Carolina Gómez, dirigenta de la organización, motivó a los jugadores desde temprano. Nunca soltó su letrero: “Por el pueblo, para el pueblo. Nueva Constitución”, era el mensaje. “Siempre nos sumamos a las demandas de la sociedad. Hay que hacer un cambio estructural, desde la raíz. Si no volvemos al origen, no podremos hacer nada…”, dice a As.

¿Pero cómo nació la Liga Cooperativa de Fútbol?

Así lo explica la misma dirigenta: “Esto nace con la idea de salir de lo establecido. Tenemos un fútbol con mucho lucro, y nosotros queríamos decir ‘podemos autogestionarnos y tener un fútbol cooperativo’, donde los miembros son socios y no clientes. Así partió…”

“Son 13 clubes, entre senior y juveniles. Siempre nos estamos sumando a todas las demandas de la sociedad, salir de status quo. Hoy queríamos apoyar las peticiones del club. Todos tenemos distintas realidades. Mi club, por ejemplo, es Fenix y solo tengo niños en riesgo social. No tenemos espacio para entrenar o algún apoyo. Siempre nos gestionamos a partir de bingos… para variar”.

Otro letrero reflejaba la principal problemática que aqueja: “Una cancha para Fenix. Los militares tienen hectáreas de terreno sin uso frente a nuestras poblaciones y nuestros jóvenes no tienen donde entrenar”. As publicó un artículo este sábado con la petición que hace la Comisión Nacional de Deportistas sobre incorporar al deporte como derecho constitucional.

La gente comenzó a llegar poco a poco al lugar para ver la intensidad de los encuentros, que tuvieron participación femenina y masculina. Más de un gol sacó aplausos. La protesta, también.