Chilenos por el Mundo

El goleador chileno que es estrella de futsal en Suecia

Jonatan Almendra se fue a Europa hace más de dos años y ha jugado en varios equipos de la tercera categoría de fútbol. Ahora prueba suerte en el futsal.

Jonatan Almendra pasó sin mayor fortuna por varios elencos de la Octava Región, hasta que decidió darle un giro a su carrera y se fue a Suecia. "Es una de las mejores decisiones de mi vida y los más cercanos saben que esto salió de un día para otro, agarré mi maleta y me vine. Hoy estoy muy contento, he ido armando mi mundo", cuenta en diálogo con As Chile.

Ya lleva dos años y medio en Europa, ha pasado por varios clubes y en el último de ellos, el Tungelsta IF, anotó 23 goles en una temporada y media. Ahora se prepara para un nuevo desafío en la tercera categoría del fútbol sueco con el Västerhaninge IF, pero mientras espera el inicio de la nueva temporada en marzo, fue fichado para jugar en la máxima categoría de la liga de futsal. 

- ¿Cómo surge la opción de probar suerte en el fútbol sala?
- Estuve en un campeonato con mis amigos cuando terminó la temporada de fútbol. Andaban buscando jugadores y me hablaron para ser parte de un proyecto nuevo. El equipo se llamaba Nacka Juniors. Me ha servido mucho para mantener el ritmo y esperar la temporada de fútbol que se inicia en marzo.

- ¿Y qué tal le ha resultado la experiencia?
Es muy distinto a Chile, la liga es profesional y los partidos van en directo por la TV. Hasta mi familia en Concepción ha podido ver los encuentros. Estoy muy motivado. He jugado seis partidos y llevo ocho goles. Ahora firmé por Djurgardens IF que es uno de los equipos más grandes del país. De hecho, son los últimos campeones del fútbol de Primera División.

- ¿Qué balance hace de este tiempo en el Viejo Continente?
- Estoy jugando en Europa, así que estoy feliz. Suecia no es tan futbolizado, pero estar en el extranjero es muy importante para cualquier jugador. Siempre la idea es estar más arriba y conseguir metas, pero mi visión es más a futuro, ver temas familiares para armar mi vida lejos de Chile. Lo que he logrado ha sido por mi sacrificio y el apoyo incondicional de mi familia. Mi hermano (Patricio, ex jugador de Concepción y la Roja) siempre me aconseja, lo mismo que mi padre.

- En lo económico, ¿qué tan conveniente es jugar en la tercera categoría de Suecia en comparación con Chile?
- Si bien las lucas siempre mandan, el cambio es grande. La mayoría de los equipos te ofrecen un trabajo además de lo que te pagan como futbolista. Se entrena en la tarde y los trabajos son relajados, así que es muy conveniente. En Chile no podría ganar ese sueldo ni trabajando ni jugando. Acá me desempeño en una constructora, hacemos los inventarios y todo lo que tiene que ver con entrega de máquinas y cosas así.

- Por su experiencia de vivir afuera, ¿cómo percibe la crisis social que hay en Chile?
- Es un tema que se veía venir. La gente se cansó que le vieran la cara y está bien. Las cosas que se están peleando, acá en Suecia sí están. Si Chile quiere ser un país de clase mundial como dice el presidente tiene que dar todo lo que el pueblo pide, son cosas mínimas. En Chile y Suecia los precios de las cosas son lo mismos, pero los sueldos son muy distintos. Acá el mínimo es de sobre un millón de pesos. Hay que seguir la pelea hasta ganarla.