FÚTBOL CHILENO

"Es un orgullo": Lanaro y su récord histórico con la UC

Con el título de 2019, el zaguero se consolidó en la cima de los extranjeros con más títulos en el club y analizó para AS Chile el logro: "Los últimos años han sido muy buenos".

Germán Lanaro se encuentra de vacaciones en su natal Argentina. El zaguero volverá a los entrenamientos con Universidad Católica el próximo 26 de diciembre y aprovecha al máximo el tiempo para compartir con sus seres queridos, luego de la temporada 2019 que lo ratificó como el extranjero con más títulos en el club.

La UC merecidamente se quedó con el título del Campeonato Nacional y Lanaro llegó a seis coronas con los estudiantiles. Mantuvo así la distancia con Diego Buonanotte, quien suma cinco trofeos en el cuadro universitario. 

"Era algo de lo que no llevaba cuenta. Me pone orgulloso de todas maneras. Ya son cuatro años y medio los que llevo en el club. Tener seis títulos en un club como Católica es muy lindo. Es un orgullo estar en esa lista de jugadores tan insignes. Los últimos años han sido muy buenos y hemos podido mantener al club en un lugar de privilegio", afirma Lanaro a AS Chile desde Buenos Aires.

-Llegó anónimamente a Palestino en 2014. ¿Imaginó tal éxito?
-La verdad es que cuando Pablo Guede me propuso llevarme para Palestino fue todo nuevo. Nunca había salido del país y fue una decisión que me costó tomar. Era algo nuevo para mí. Llegué a un gran club en el que todo estaba muy bien y nos fue muy bien además. Clasificamos a Copa Libertadores después de que Palestino no participaba hace mucho en el torneo. Fue un paso muy lindo en mi carrera y hasta el día de hoy lo sigo recordando.

-¿El paso por la UC ha sido la mejor etapa de su carrera?
-Mira, nosotros antes de jugar el torneo del 2014 jugamos un amistoso contra Católica y cuando conocí todo lo que era el club, me dije ‘quiero jugar acá’. Ya llevó cinco años y entremedio ha habido tres renovaciones. Me siento muy identificado con el club y creo que la gente también me identifica con el club. Eso me pone muy orgulloso. Ha pasada mucha gente y muchos técnicos y a pesar de todo seguimos estando arriba.

-¿Qué aspectos fueron importantes para que le fuera bien?
-En Palestino nos fue muy bien y yo pude mantener un buen nivel, lo que hizo posible que otros clubes grandes se fijaran en mí. Al llegar a Católica me costó un poco, sentía que no estaba adaptándome rápido. Hoy mirándolo a lo lejos, creo que es normal. Le ha pasado a compañeros que han llegado, por todo lo que conlleva llegar a un equipo grande. De a poco me fui adaptando y me dije ‘tienes que tranquilizarte, empezar a agarrar confianza y volver a ser el jugador en el que se había fijado’.

-¿Y a nivel colectivo que influyó para que pudiera llegar a esa marca personal tan importante?
-La continuidad de los planteles. Muy pocas veces se dasarmaron y el andamiaje del equipo se mantuvo. En los últimos años nosotros hemos tenido tres técnicos y tampoco variamos tanto. Eso también me ayudó, como la confianza de los técnicos y de los compañeros. Venimos jugando con muchos chicos hace casi cinco años. 

-¿Se considera un referente dentro del plantel?
-Siento que se valora donde uno pueda levantar la voz o pegar un grito en un partido y te entiendan que es para solucionar un problema y no sobresalir táctico. Ya cuando los compañeros te conocen, cuando el técnico sabe lo que puedes aportar y cuando el club sabe desde adentro que eres buena gente y puedes ayudar a los más chicos eso genera confianza en el club. Por algo ya son tres las renovaciones. Eso me da mucho orgullo.