Fútbol chileno

Gerente de Unión: "La U no se fue al descenso gracias a su barra"

Luis Baquedano se lanzó con todo en contra de los azules y la ANFP por las decisiones tomadas respecto a los cupos internacionales.

Luis Baquedano, gerente deportivo de Unión Españolase lanzó con todo en contra de Universidad de Chile y la ANFP. El directivo de los hispanos volvió a defender la postura de su equipo de no presentarse a la semifinal de Copa Chile ante los azules, a los que atacó por ser salvados del descenso, según su visión, por la barra. 

¿Por qué le pasan la responsabilidad a Unión y no a la U? Que ellos reconozcan que el mérito del Chile 4 es de Unión y no de ellos que gracias a su barra no se fueron al descenso", declaró en el programa Pelota Parada de CDF.

Y añadió: "Las barras que pusieron los problemas en el día del partido de La Calera e Iquique, ¿de qué club fueron? No entiendo cómo se les escapó de las manos un partido de 40 personas adentro del estadio (...). Al presidente Moreno lo presionaron porque no querían que se siguiera jugando. Ojo que Iquique se estaba jugando el descenso. Ellos también fueron beneficiados".

Baquedano también ironizó respecto a la definición entre Unión y la U en La Serena. "No sabemos de qué partido están hablando", dijo y agregó: "Este asunto se zanjó hace dos meses. Lo que pasa es que hay una obstinación del presidente de la ANFP de que los partidos de Copa Chile se tienen que jugar. Debíamos haberlo zanjado hace rato con lo que quedamos de acuerdo: el directorio de la ANFP resolviera quién iba como Chile 4. Si la Universidad de Chile o Unión Española"

Además, responsabilizó a Sebastián Moreno, presidente de la ANFP, por todo lo sucedido. "En el penúltimo Consejo de Presidentes yo levanté la mano y pregunté: 'Señor Presidente, ¿estamos terminando la Copa Chile?' y me dijo que sí (...). Todos los eventos se han resuelto administrativamente. Y si no se resolvió administrativamente las liguillas, que por lo demás está fuera de base al ser ocho equipos y no seis, se tuvo que hacer una modificación de estatuto para considerar que Santiago Wanderers subiera. Hubo que aceptar una liguilla de ocho en la B para que Wanderers pudiera ascender. Ese fue el costo. Hubo que modificar los estatutos para que no hubiera descensos".

"No nos parece terminar y ganar los torneos por secretaría. Somos un club de fútbol y nos gusta competir. Pero dada la situación, que es peor que la del terremoto de 2010, lo que había que hacer era tratar de causar el menor daño posible. Prestamos el estadio Santa Laura, pero no, se terminó el campeonato. Aquí hay perjudicados y muy perjudicados, como el caso de Palestino que es aberrante y en el fútbol joven también. Los beneficiados fueron los dos grandes".