U. DE CHILE

El destino de los jugadores que salieron de la U. de Chile

En total son 16 jugadores los que finalizaron su vínculo con la Universidad de Chile y no forman parte del plantel 2020. ¿Dónde jugarán?

La reestructuración en la Universidad de Chile va en serio. Bajaron el presupuesto y, al no poder vender a ningún jugador, se vieron en la necesidad de reducir costos en una plantilla donde varios sufrieron. Acá están los 16 nombres que no fueron renovados en el conjunto azul y su destino en el fútbol:

Johnny Herrera: El jugador más ganador en la historia de la U lo veía venir. Eso sí, no tras recuperar la titularidad, respaldado por Hernán Caputto, el mismo técnico que meses después le diría que no contaba con él. Desde Viña del Mar lo contactaron rápidamente y Herrera volvió a ser jugador de Everton, equipo con el que fue campeón en 2008.

John Salas: Campeón en las series menores del club, siempre fue considerado un lateral de proyección. En 2015 sufrió con una insuficiencia renal y estuvo alejado de las canchas por un tiempo. Estuvo préstamo en Santa Cruz, Iberia y Coquimbo Unido. En este último equipo jugó 22 partidos en el Campeonato Nacional 2019. Entrenó algunos días con la U porque tenía contrato hasta el 31 de diciembre, pero finalmente no le renovaron y continuará en el Pirata.

Rodrigo Echeverría: Jugador polifuncional que nunca se pudo asentar tras sus préstamos en Iberia y Everton. Volvió a la U y alternó en todas las posiciones defensivas. No llegó a acuerdo con el club y recaló nuevamente en el conjunto ruletero.

Lucas Aveldaño: Para renovar automáticamente con la U debía jugar el 70% de los partidos del torneo y debido al estallido social no logró alcanzar dicha meta. Quedó libre y fichó por Deportes Iquique.

Matías Campos Toro: Tenía contrato hasta diciembre 2019 y fue enviado a préstamo a Santiago Wanderers. Su vínculo no fue renovado y de momento es agente libre.

Rafael Caroca: No quiso ser moneda de cambio e ir a Palestino por el fichaje de Luis del Pino Mago y tras quedar libre, selló su retorno a Deportes Iquique.

Nicolás Oroz: Estaba a préstamo desde Racing Club y el alto costo de su opción de compra, cercano al millón 200 mil dólares, hizo imposible que la U adquiriera su pase. Volvió a La Academia, pero el gerente deportivo Diego Milito lo nombró dentro de una lista de jugadores que irán a préstamo. Hace algunas semanas el Ceará de Brasil consultó por el ex “10” azul.

Leonardo Fernández: Llegó en la última parte de la temporada a préstamo y prácticamente sin opciones de continuar. Pertenecía a Tigres de México y tras su cesión en la U, se lo vendieron a Toluca.

Sebastián Ubilla: El “Conejo” no convenció a Hernán Caputto y quedó libre en diciembre. Firmó para continuar su carrera en el club que lo vio nacer: Santiago Wanderers.

Marcos Riquelme: Estaba a préstamo desde el Bolívar y podía cortarse dicha cesión si todas las partes estaban de acuerdo. Finalmente volvió al gigante boliviano.

Leandro Benegas: Tenía que renovar su vínculo con los azules, pero no le gustó la rebaja salarial que le propusieron. Quedó libre y no demoró en firmar en Palestino.

Gonzalo Collao: Se avisó a mitad de año de que no renovaría su vínculo con la U. Al día de hoy resuelve trámites para incorporarse a la disciplina del Extremadura, de la Segunda División de España.

Nicolás Clavería: Caso similar al de Collao, el capitán de la juvenil azul no llegó a acuerdo con la dirigencia de Azul Azul y se fue al Montijo, de la cuarta categoría del fútbol hispano.

Pablo Parra: Estaba a préstamo desde Cobreloa y no convenció al cuerpo técnico. Tuvo que volver al club loíno y jugará la liguilla por el ascenso a Primera División.

Francisco Arancibia: Bajo la gestión de Ronald Fuentes, la U compró el 50% del pase de Arancibia en 700 mil dólares. Tuvo un 2018 para el olvido: Prácticamente no jugó en Coritiba y descendió a la Serie C de Brasil con Sao Bento. Volvió a Chile y el 2020 jugará otra vez en O’Higgins.

Matías Campos López: Sigue perteneciendo a la Universidad de Chile y fue a préstamo a Palestino por la temporada 2020, debido a que entró en la negociación por Del Pino.