CHILENOS POR EL MUNDO

Jorquera cuenta la verdadera razón por la que dejó Palestino

El volante había renovado con los tricolores, pero repentinamente fichó en el Fatih Karagümrük de Turquía. Hay cosas que van más allá del fútbol...

Cristóbal Jorquera (31) estuvo más de un año fuera de las canchas. Una serie lesión lo obligó a dejar el Bursaspor de Turquía e incluso lo hizo meditar el retiro. En 2019, sin embargo, el volante firmó en Palestino y cumplió una buena campaña.

El jugador formado en Colo Colo disputó la Copa Libertadores, fue una de las figuras del Torneo Nacional y marcó cuatro goles en el total de las competencias. Por lo mismo, a fines de año firmó un nuevo vínculo con los tricolores para jugar por todo el 2020, pero sorpresivamente se marchó otra vez a Turquía. El mediocampista fichó por el Fatih Karagümrük, equipo de la Segunda División del país euroasiático. En el cuadro de Estambul debutó siendo titular y aportando con una asistencia.

"Todo fue muy rápido. Yo había renovado en Palestino con la cláusula que me podía ir si tenía una posibilidad de afuera. Esta chance se dio en el último día que podía ejercer la cláusula. Entonces fue una decisión rápida y difícil porque estaba realmente bien en La Cisterna. Me llamó el técnico que asumió en este equipo turco, a él lo había tenido en dos clubes anteriores. Mandaron la propuesta y decidí venir", cuenta Jorquera a AS Chile.

- ¿Qué lo motivó a tomar esta opción?
- La lesión que tuve me obligó a estar 420 días sin jugar, estuve a punto de retirarme. Entonces, cuando firmé en Palestino siempre tuve presente la idea de recuperar mi nivel para volver a irme al extranjero. Y se dio un año después. Me llegó inesperadamente la propuesta, entonces la acepté porque por algo pasó. Quería volver a jugar afuera y se me dio en un país que ya conozco.

- ¿Es más fácil adaptarse conociendo ya el país?
- Absolutamente. Es un país que conozco. No venía a algo desconocido. Y eso influyó en tomar la decisión.

- ¿Qué diferencias y similitudes hay entre el fútbol chileno y el turco?
- Acá es un poco más intenso. Quizás en distancias se corre lo mismo, pero en periodos cortos de tiempo es más intenso, menos tiempo para pensar. Técnicamente creo que los chilenos tenemos mejores dotes.

- Hicieron un buen torneo con Palestino y usted volvió jugar Copa Libertadores después de varios años, ¿con qué sensación se quedó en este retorno a Chile?
- Con 
una sensación muy buena. Igual fui en un periodo especial de mi carrera. Como dije, había estado mucho tiempo fuera por la lesión, entonces cuando volví, disfruté todo. Fuera bueno o malo lo disfruté. Y tuvimos la suerte de hacer un gran año en el club. Competimos de igual a igual con todos los equipos.

- Y después de su buen año, ¿se quedó con la “espinita” de haber podido ser convocado a la Selección este año en Palestino? ¿Siente que estando en Turquía tiene más opciones de llegar a la Roja?
- No, no quedé con la espina porque sabía que estaba difícil, por mas que anduviera bien. Nunca fui llamado por (Reinaldo) Rueda, entonces no tenía esa sensación. Yo creo que todos quieren estar, pero hay buenos jugadores en mi posición. Y estando acá tampoco pienso que tengo más opciones, no vine por eso.

- ¿No tuvo un llamado de Colo Colo u otro equipo grande?
- Que yo sepa no, al menos mis representantes no me hablaron de esa posibilidad. Había renovado feliz en Palestino porque estaba muy bien ahí, el equipo es competitivo y contaba con la confianza de Ivo (Basay).

- ¿Cómo tomó la familia la oportunidad de volver a Europa y específicamente a Turquía?
- Ellos me apoyan en todo. Y estas claramente son oportunidades que no se pueden dejar pasar. Por suerte los niños están chicos y se adaptan mucho más fácil. Vivir en una ciudad como Estambul no se da todos los días.

- ¿Cómo es la vida en Turquía? ¿Se comunica en inglés o aprendió turco?
- La vida en Estambul es un poco mas movida que en las otras ciudades que viví. Es una ciudad gigante, con 22 millones de habitantes, pero tienes de todo, mucha variedad en todo sentido. Me comunicó en inglés, el turco es muy difícil jajajá. Sólo se las cosas básicas del turco, pero en el país en general se vive bastante bien.