U. DE CHILE

Los pecados de Caputto en el pobre funcionamiento azul

La Universidad de Chile no logró replicar los primeros 30 minutos jugados ante Colo-Colo y dejó malas sensaciones en su debut en el campeonato.

Los pecados de Caputto en el pobre funcionamiento azul
RAMON MONROY/PHOTOSPORT RAMON MONROY/PHOTOSPORT

Huachipato volvió a golpear a la Universidad de Chile y triunfó por 2-1 en su debut en el Campeonato Nacional 2020.

Los azules no lograron replicar lo vivido en la final de la Copa Chile ante Colo-Colo, donde tuvieron 30 minutos de buen fútbol. Ante Huachipato, poco se pudo ver.

Fragilidad mental

Cuando parecía que la U manejaba la pelota, vino el primer golpe de Huachipato con el gol de Ignacio Tapia. Y tras el empate parcial, a través del penal de Joaquín Larrivey, se pensó que la U acorralaría al cuadro local, pero le dio espacios y Joffre Escobar lo aprovechó para anotar en los descuentos.

Lento retroceso

La U constantemente se ve con sus centrales retrocediendo hacia su arco, concediendo muchos espacios. ¿La razón? El retroceso de Augusto Barrios, Jean Beausejour, Jimmy Martínez y, en especial, de Gonzalo Espinoza fue muy lento y le permitió a Huachipato maniobrar en tres cuartos de cancha e incomodar a la zaga azul con una buena cantidad de centros cruzados.

Nulo peso colectivo

Pocas cosas funcionaron en la U. Larrivey no recibió absolutamente ninguna pelota con ventaja; el mediocampo estuvo desconectado y corriendo detrás del balón; y la pasada de los laterales fue sin sorpresa. A la U le costó hilvanar jugadas de riesgo y no mostró reacción para tratar de dar vuelta el partido.

Montillo con marca

A Walter Montillo se le vio muy activo con Colo-Colo y, por momentos, también lo mostró con Huachipato, pero lejos del área. La Ardilla Azul debió buscar espacios en los costados del campo, pues en el centro estaba bien cubierto por Claudio Sepúlveda y Sebastián Martínez, que frecuentemente recibieron la colaboración de los jugadores de ataque.