U. de Chile

Los 3 puntales de la U en su renacer en el Torneo Nacional

El cuadro azul alcanzó una gran presentación colectiva ante Curicó, que además, se vio acompañada de rendimientos individuales sobresalientes.

Universidad de Chile consiguió el respiro que buscaba. Tras vencer abultadamente a Curicó Unido por 5-1, el cuadro dirigido por Hernán Caputto despejó dudas sobre el funcionamiento del equipo y llega en buen pie para su compromiso ante Inter de Porto Alegre por Copa Libertadores.

Más allá del gran desempeño colectivo que exhibió el conjunto laico, hubo individualidades que ayudaron a desnivelar el compromiso ante los albirrojos. Esta vez, no ocurrió como en partidos pasados, donde la escasa generación de juego en el último tercio del campo y la nula concreción se transformaron en serios problemas. ¿Quiénes fueron los más destacados en esta alza?

Joaquín Larrivey

El '9' de la U no demoró demasiado en mostrar sus credenciales. Convirtió cuatro goles, una cifra que no se daba desde 2013 en el cuadro azul, cuando Patricio Rubio anotó un póker ante Antofagasta. El ex Cerro Porteño gozó de una efectividad impresionante y se transformó en el goleador del Torneo Nacional, con cinco anotaciones en dos encuentros.

Walter Montillo

En su regreso al Estadio Nacional después de 10 años, la 'Ardilla' volvió a demostrar que es uno de los jugadores más desequilibrantes del fútbol chileno. Participó en gran parte de los goles ante el equipo dirigido por Nicolás Larcamón, y resultó imparable para la defensa visitante. Además, la conexión con Larrivey parece ir en ascenso: buscó constantemente al atacante argentino y varias de estas jugadas finalizaron con celebración.

Sebastián Galani

Una de las sorpresas. El joven volante fue una de las novedades de Caputto para este partido y no defraudó. Demostró un gran despliegue físico y estuvo siempre buen ubicado para interceptar las asociaciones que intentó Curicó en mediocampo, a través de Parra, Godoy y Castro. Además, cada vez que debió salir jugando no dudó con el balón en los pies y la entregó, en la mayoría de las veces, a un compañero. Con esto, ratifica su condición para quedarse con un puesto en la mitad del campo.