ENTREVISTA AS

Una futbolista en la trinchera: "Hay mucho odio; es insólito que me traten de tonta y de lelita"

La delantera de la U, Catalina Carrillo ha tomado un rol activo desde el estallido social. "Nosotras llevamos toda la vida por ser mujer recibiendo esa cantidad de odio".

Catalina Carrillo se siente libre mientras camina un viernes por la tarde en Plaza Italia, renombrada como Plaza de la Dignidad después del estallido social del 18 de octubre. Lo mismo ocurre cuando escribe contra Esteban Paredes en redes sociales. La futbolista chilena dice, en conversación con AS, que perdió el miedo hace mucho tiempo. 

Carrillo ha vivido días movidos durante el último mes. El pasado 31 de enero, cuando el partido de Coquimbo Unido contra Audax era suspendido, la nueva delantera de Universidad de Chile criticó duramente vía redes sociales a quienes se preocupaban más de los destrozos y de las imágenes que utilizaba la transmisión oficial.

A raíz de esto, Catalina recibió ataques misóginos y homofóbicos por parte de un grupo de usuarios que criticaron, incluso haciendo eco de su carrera deportiva. Encuentro insólito que me traten de tonta, de lelita, que yo era un fracaso en lo deportivo… Sinceramente no conocen mi carrera, creo que tengo un curriculum bastante exitoso", reflexiona. 

- Sobre los ataques que ha sufrido en redes sociales ¿Cree que están desviando la atención de lo que denunció?
- Claramente cuando un hombre te critica, te violenta e intenta amedrentar por tu pensamiento e ideales se pierde el foco de la crítica que tu estás realizando. Me parece insólito que se utilice la imagen de un niño para criminalizar a quienes están pidiendo justicia por todas las personas, por todo el pueblo de Chile. Me parece delicado y peligroso que se realice ese tipo de actos, pero yo voy a seguir firme, no estoy sola y tampoco voy a dejar de hacer estas críticas públicas por miedo a que me digan algo. Eso ya quedó en el pasado y nosotras ya no nos callamos nada. 

-Si la pusiéramos frente a frente con alguno de los que le atacaron ¿Cree que le dirían lo mismo que le respondieron en su tuit?
- No me dirían nada. Serían incapaces y se irían. Igual uno se intentó disculpar, pero al final es la misma situación cuando un hombre le pega a su pareja y la violenta, para después cuando lo van a denunciar y hacer la publica la situación este dice que la ama… al final nosotras no podemos normalizar esta situaciones porque a ellos se les ocurra ser así, es trabajo de nosotras también terminar con la normalización de estas situaciones y visibilizarlas para dejar al descubierto quienes son los que hacen esto.

-¿Ha recibido más ataques después de esto?
- Si, incluso tuitié hace poco acerca de que estaba esperando micro y desde un auto con unos tipos asquerosos me empezaron a decir cosas asquerosas por el hecho de ir con short, cosa absurda… más en mi sobretodo porque yo ando todo el año con eso, me parece insólito que siendo 2020 sea tema el si andas con pantalones cortos seas mujer o no.

-¿Qué han dicho sus familiares al respecto?
- Mi mamá me conoce, sabe como soy y ella está orgullosa y me respalda y avala. A mi papá le da un poco de miedo el cómo puedan reaccionar estos tipos, pero honestamente son tipos que están detrás de un teclado que ni siquiera utilizan su perfil público, en vez de eso ocupan un perfil falso y eso no me amedrenta, lo quieren hacer pero no lo harán.

-¿En algún momento le sorprendió el nivel de odio que recibió al publicar sobre lo sucedido en Coquimbo?
- No, nosotras llevamos toda la vida por ser mujer recibiendo esa cantidad de odio, así que no me sorprende, tampoco me afecta porque soy mujer, porque soy lesbiana, porque soy visible, porque soy activista y feminista... Creo que son miles de motivos para un hombre con pensamiento patriarcal, machista y retrógrado va a usar para criticarme y odiarme. Al final es por eso que luchamos siempre.

-Viendo los últimos hechos en los estadios ¿Cree que las autoridades han tomado las decisiones correctas para salvaguardar la integridad de los hinchas y de los jugadores?
- No, porque la autoridad está decidiendo reprimir y la represión jamás va a ser la respuesta. Mientras sigan reprimiendo van a seguir existiendo situaciones violentas, entonces creo que ellos tienen la respuesta en sus manos al estar reprimiendo, van a seguir teniendo esta respuestas de las barras y de las personas que ya se cansaron y que no tienen miedo de al final y enfrentar a quienes están haciéndole daño al pueblo...

-Coincidió que estuvo en Quito para el estallido social de Ecuador y al regresar a Chile se dio lo del 18 de octubre ¿Se siente una protagonista de la historia? ¿Cómo se sintió al estar allá?
- Creo que todos somos protagonistas, al menos yo estoy acá desde esta trinchera autoconvocada de mujeres de disidencia de lesbianas feministas que nos tomamos las calles y que utilizamos los espacios. Al final es eso, tomarnos los espacios y decir estamos acá, siempre hemos estado aquí y ahora nos tomamos el espacio.

-¿Cree que en estas 17 semanas desde el 18 de octubre se ha avanzado algo?
- Aún no hemos conseguido nada… Aún sigue estando el pésimo sistema de salud, sigue estando igual de caro el metro, desde las AFP no hay respuesta… Al final todas las quejas que hace el pueblo no son escuchadas y lo único que hemos conseguido es represión. Hay que seguir con los ojos abiertos y demostrar que no vamos a bajar los brazos, yo creo que marzo se viene súper complejo, ellos creen que la gente se cansó, pero se olvida que nosotros somos chilenos.

-El partido que organizaron durante las semanas de protestas ¿Cómo se gestó?
- Feminista disidente… lo convocamos con una compañera, Paola Molina, hicimos el llamado ese día y llegaron varias compañeras y compañeres. También estaba Macarena Orellana y para el viernes siguiente se organizó una actividad de kickboxing con sparring, de ahí en adelante no hemos parado y nos tomamos este espacio que llamamos 'cancha vulva ’ para visibilizarnos, este lugar ya es nuestro y no lo vamos a soltar más.

-¿Ha llegado mucha gente a estas convocatorias?
- Mucha gente… cada semana van a haber caras nuevas, hoy está medio lento el tema, pero como te digo este espacio ya es nuestro y esta nuestra lucha.

-¿Hay algún momento en estas 17 semanas que te ha marcado? ¿Por qué?
- El día que sacaron mil carabineros a la calle, me pareció horrible la cantidad de represión, es insólito y violento. También cuando atropellaron al ‘Neco’, la lacrimógena a Geraldine Alvarado, Abel Acuña… hay muchas personas que no vamos a olvidar, yo creo que cada persona ha sido importante, como Mauricio Fredes. No puedo decirte un momento en particular que me haya marcado más que otro porque cada día es importante.

-¿Crees que algún día la desigualdad entre el fútbol masculino y femenino se terminará?
- Depende de la gente de arriba el hacerlo, hoy hay tres equipos femeninos que se escapan de la realidad del resto que son la U, el Colo y el ‘Chago’. Creo que ellos están haciendo las cosas bien y el resto se está quedando atrás, la idea es que puedan ponerse la mano en el bolsillo para respaldar el fútbol femenino, para que se den cuenta que también podemos conseguir cosas importantes, que en verdad somos capaces y que solo falta el apoyo.

Hay algunos clubes a nivel mundial que ya han equiparado los sueldos de los planteles masculinos con los femeninos ¿Cuánto cree que se pueda demorar esta iniciativa en nuestro país?
- Mientras sigan existiendo clubes donde las jugadoras deban pagar por jugar, o equipos que solo prestan el nombre, que no te presten una cancha, que no te den la indumentaria mínima, que no te den los balones, y no te den las condiciones mínimas para jugar, eso va a ser imposible. Eso ya no depende de nosotras, ya que seguimos entrenando igual, seguimos jugando igual. Seguimos representando instituciones que a muchas jugadoras quizás han dado la espalda, entonces creo que eso va mucho más allá de nosotras nos duela o no.

-¿Cuál es tu pronóstico para el plebiscito que se realizará en abril?
- Yo apruebo… Espero que la gente vaya a las calles, que no se duerma, que no se olviden que están matando gente y siguen ganando los mismos de siempre, entonces la invitación es ir a votar, el derecho a voto se luchó y ahora que se puede votar no hay que perderlo. Estamos en una dictadura tapada de democracia, si tenemos el derecho a voto hay que utilizarlo y aprovecharlo.