ENTREVISTA AS

El lindo recuerdo del arquero de Palestino junto a Montillo

El arquero titular del cuadro árabe Guruceaga, charló con AS Chile luego de la victoria de Guaraní en San Carlos de Apoquindo por la Copa Libertadores.

Es el portero en el que confió Ivo Basay para este año. Formado en Peñarol y con exitoso paso en series menores de la Selección de Uruguay, Gastón Guruceaga se adueñó del arco de Palestino y es uno de los buenos valores del equipo árabe en la actual Copa Libertadores de América.

El uruguayó conversó con AS Chile luego de la derrota de su equipo ante Guaraní de Paraguay, refiriéndose a la actualidad y también a su vieja amistad con Walter Montillo.

- ¿Qué les faltó ante Guaraní con respecto a la semana anterior contra Cerro Largo?
- Creo que el partido se dio muy extraño, muy raro, sobre todo desde el momento de la expulsión de ellos. Guaraní encontró el gol y al estar con un jugador menos se cerraron mucho atrás y no pudimos entrarles de ninguna forma.

- ¿Influyó el mal arbitraje?
- Capaz se equivocó, pero para los dos lados. No quisiera entrara hablar del arbitraje.

- ¿Cuánto pesó la ausencia de Luis Jiménez?
- Mucho. Es un jugador importante para nosotros. Sabíamos que no iba a esta, pero al que le tocó jugar, teníamos confianza en él y creo que al que le toque jugar en Paraguay también le vamos a dar toda la confianza.

- Pasando a otro tema... Usted era considerado el arquero del futuro en Uruguay, ¿con qué ambición viene a Chile?

- Con la ambición de retomar el buen nivel que tuve en un momento y aportar mi granito de arena. Por ahí es una frase casette, pero aportar lo mío para el equipo, para que a Palestino le vaya bien, donde esperemos podamos llegar a la fase de grupos y hacer un buen torneo nacional.

- ¿Y su objetivo? ¿Volver a Peñarol?
- No, mi objetivo ahora es hacer un buen año acá en Palestino.

 - Lo llevo a algo más reciente. El 2019. Fue compañero de Walter Montillo en Tigre, luego de convivir con muchas lesiones. ¿Algo que decir de él?
- Walter es un crack. Es un crack con la pelota y un crack afuera de la cancha. La verdad es que lo que vivimos en Tigre fue muy lindo y la verdad, para mí es un crack. Sobre lo otro, él me comentó del problema físico que había tenido, que había dejado de jugar y que después volvió. Y que ahí Tigre le abrió la puerta para poder volver al fútbol.

- ¿Algún recuerdo con Montillo en Tigre?
- Ufff (suspiro profundo). Una vez me hizo hacer el caballito en el vestuario. Y el caballito es el festejo de él. Me hizo hacerlo ante todos para filmarlo para un challenge que había hecho él en Instagram. Fue como un bautizo.