INTERNACIONAL

La espera de goleador chileno para volver al fútbol de China

"Me gustaría regresar... Si se soluciona el tema del coronavirus, por qué no volver", afirma a AS Chile Mauricio Martínez, quien actuó en la tercera división asiática.

La espera de goleador chileno para volver al fútbol de China

A fines de marzo, Mauricio Martínez cumplirá 25 años y, antes que se declarara la epidemia de coronavirus en China, el goleador chileno pensaba en dar otro paso más en su carrera en la liga del gigante asiático. Había acordado continuar otra temporada en el Guiyang Hongrun Chemical FC, de la tercera división, pero abruptamente todo cambió. 

"Estaba en el aeropuerto, listo para regresar y me llaman del club, diciéndome que no podía viajar, que estaban cerrando las ciudades, que también los aeropuertos estaban cerrados. No iba a poder entrar al país, así que me tuve que devolver nomás a Concepción, no me quedó otra opción. Me dijeron que estaba bien complicada la cosa del virus allá en China, que se había expandido por todo el país", manifiesta Martínez a AS Chile.

"Este año mi idea era llevarme a mi hija para allá, ya la había llevado el año pasado. Ahora será menos posible por todo lo que está pasando", agrega el penquistas, quien se formó en Huachipato y también actuó por Naval y Lota Schwager.

Sin club, Matínez recaló en Provincial Ranco, club de la comuna de La Unión, aunque no pierde la perspectiva de, en algún momento, retornar al fútbol del país asiático. 

"Me gustaría regresar a China, mantengo las puertas abiertas. Si se soluciona el tema del virus, por qué no volver. En estos momentos estoy enfocado en Provincial Ranco y quiero hacer las cosas bien. Ojalá pueda jugar todo el año y que se pueda lograr el ascenso a la Segunda División", indica.

-¿Qué le cuentan de China? ¿Cómo está el panorama en el país?
-Está todo paralizado, desde la primera división hasta la última categoría. El fútbol está paralizado, la gente no puede salir a las calles. Hay como un supermercado abierto y tienen que ir con mascarillas. Si a la gente la sorprenden sin mascarilla, la pueden llevar detenida. También pasan casa por casa viendo si tienen el virus o no.

Martínez junto a su hija en China.

-¿Con quién mantiene mayor contacto de su ex club?
-Con el entrenador (el español Kevin Vidaña) hablo todos los días. Me dice que espere. Desde el club me dicen también que espere porque lo del virus ya se va a solucionar, que tenga paciencia, que es cosa de tiempo para que todo vuelva a la normalidad. Pero no me puedo confiar de eso, porque si me ponía a esperar al final me iba a quedar sin club todo el año.

-¿El coronavirus a su ex DT lo sorprendió en China?
-Claro, el entrenador viajó antes que yo y el virus lo pilló allá y no puede salir. Está encerrado, mantiene la esperanza de que esto se va a solucionar y la situación va a volver a la normalidad. Tiene harta ilusión de que esto pase pronto y pueda volver a trabajar.

-¿Cuáles eran sus planes antes de la epidemia?
-Mira, el campeonato terminó a fines de noviembre y de ahí no han vuelto a entrenar ni nada. Íbamos a empezar a practicar el 1 de febrero y el campeonato comenzaría a fines de marzo. Tenía contrato acordado por toda esta temporada.

-¿Había más extranjeros junto a usted y el DT en el plantel?
-No, los únicos extranjeros éramos el entrenador español y yo. Hablo con mis ex compañeros chinos y me dicen que están encerrados sin poder salir, que está muy complicada la cosa, que tiene muchas ganas de volver a entrenar.