NAPOLI 1 - 1 BARCELONA

Vidal fue expulsado en duro empate del Barça en Champions

El cuadro catalán recién en el segundo tiempo logró el gol de la paridad y en el epílogo perdió al chileno por doble amonestación, tras un duro altercado.

Vidal fue expulsado en duro empate del Barça en Champions

Un difícil empate 1-1 consiguió el Barcelona en su visita al Napolia por el duelo de ida de los octavos de final de la Champions League. Arturo Vidal fue titular en su nueva posición de extremo derecho, cumpliendo una buena presentación, que eso sí se manchó en el epílogo luego de su expulsión por doble tarjeta amarilla.

Desde el primer instante quedó claro cuál sería el trámite del partido en el San Paolo. Sin el balón en su poder, el cuadro local se mantuvo siempre atrás en el terreno de juego, con los 10 jugadores conformando un espeso bloque por delante del área penal, para dificultar el manejo de la pelota del Barcelona en la zona ofensiva.

El planteamiento tuvo éxito durante el primer tiempo. Los catalanes manejaron a su antojo el balón, con los centrales Piqué y Umtiti avanzando hasta tres cuartos de cancha, pero careciendo del pase profundo para dejar a algún atacante frente a David Ospina, el arquero del Napoli.

Como todo el cuadro blaugrana, Vidal fue también una de las víctimas del férreo plan de juego de los italianos. El DT Quique Setién otra vez sorprendió ubicándolo de extremo derecho y el chileno intervino en varias ocasiones en el partido, pero solo en maniobras de control y pase para jugar hacia atrás, sin poder darle verticalidad a su cuadro en su sector del ataque visitante.

Así como la forma de defender del Napoli quedó clara desde un inicio, lo mismo pasó con el procedimiento que emplearía para atacar. La escuadra local apostó por recuperar el balón en su sector del terreno de juego y desde ahí lanzar ataques veloces y profundos en busca de la anotación.

De este manera, los italianos lograron la única cifra de la primera parte, aunque todo partió en la defensa del Barcelona. Junior Firpo controló mal el balón y José María Callejón apuró la jugada para habilitar a Dries Mertens, quien con un tiro al ángulo puso el 1-0 parcial (29'). Hasta ese momento, el plan del Napoli funcionaba a la perfección.

La reanudación de las acciones tras el descanso mantuvo la tónica. El triunfo momentáneo acrecentó la confianza del local y no se movió ni un ápice del planteamiento original. La diferencia, eso sí, estuvo en el minuto 56 cuando los catalanes sí encontraron la brecha para profundizar por la derecha y emparejar el marcador.

El lateral Nelson Semedo ganó las espaldas tras un buen pase vertical de Sergio Busquets en una maniobra colectiva en cuyo origen intervino Vidal. Entonces, asistió a Antoine Griezmann que acompañaba por el centro para que el francés pusiera el 1-1.   

Napoli sintió el empate y adelantó líneas. En una buena combinación colectiva. Callejón quedó solo ante Ter Stegen, pero el achique veloz del alemán impidió que el español anotara. Entonces Barcelona respondió con un desborde Vidal, quien buscó a Lionel Messi por el centro pero el argentino por poco no llegó para conectar ante el meta Ospina.    

En la recta final del encuentro, ambos cuadros rivales intercambiaron ataques, dándole un color distinto al partido. También la presencia de Vidal en el desarrollo del duelo se incrementó considerablemente, mediante buenas combinaciones con Messi por la derecha y su agresividad característica para recuperar el balón.

A la postre, se mantuvo el equilibrio en el partido, con cada equipo en su forma de jugar, y el 1-1 final trasuntó la equiparidad de fuerzas que hubo en el San Paolo por la ida de los octavos de final de la Champions League. Así estaba todo hasta que Vidal, tras un foul al portugués Mario Ruiz, se enfrascó en un altercado con su rival y terminó expulsado por doble amonestación. Una lamentable baja para la revancha.