Entrevista AS

El presente goleador en Brasil del último ídolo de Cobreloa

Lucas Simón, goleador histórico del cuadro loíno en Primera B, dejó el club el año pasado y se fue al Botafogo de Paraíba. "Acá todo es de primer nivel", cuenta.

Lucas Simón, goleador histórico del cuadro loíno en Primera B, dejó el club el año pasado y se fue al Botafogo de Paraíba. "Acá todo es de primer nivel", cuenta.

Cobreloa suma su sexto año en Primera B, y uno de los últimos referentes que ha tenido en ese tiempo es Lucas Simón, goleador histórico de los loínos en Primera B que dejó el club en medio de la interrupción que tuvo el torneo por el estallido social y recaló en la tercera división de Brasil.

El delantero cambió Calama por la Joao Pessoa, ciudad en donde está el Botafogo PB, del estado de Paraíba: "El cambio fue brusco, pasé de Calama, que es el desierto más seco del mundo, a un clima tropical muy húmedo. Acá hacen 30 grados todo el día, vivo frente al mar, la playa tiene agua caliente, arena blanca, es un paraíso la ciudad", cuenta en conversación con AS.

Presente en Brasil

- ¿Cuál fue su primera impresión al llegar al Botafogo PB?
- Llegué y me encontré con un equipo muy serio, con una modalidad de trabajo bastante profesional, el club tiene todo, canchas de césped, gimnasio, casino donde le dan alimentación a los jugadores, almuerzo, cena, merienda, se maneja como un club grande. Los viajes son muy buenos, siempre en avión y en muy buenos hoteles. Me sorprendió porque yo venía del ascenso y las experiencias que tenía en otros países era falta de presupuesto y acá todo es de primer nivel, desde el alimento hasta la preparación física. Me sorprendió también las características del brasilero en sí. Vine a un club donde nunca contratan extranjeros, en la historia hubo 6 o 7 extranjeros, y ahora yo soy el único.

- Durante las primeras semanas no fue convocado a los partidos, ¿tuvo que realizar alguna especie de adaptación especial?
- Al principio me di cuenta que no iba a ser fácil ganarme un lugar, ya que desde que jugué el último partido con Cobreloa habían pasado tres meses, entonces el técnico habló conmigo y dijo que iba a estar un mes preparándome físicamente sin ir citado, y así estuve en todos los aspectos, trabajando nivelación, con balón, preventivo, etc. Fueron semanas importantes y cuando las cumplí, el entrenador empezó a citarme y por suerte me fue muy bien. Jugué dos partidos de titular y en tres entré, en ese tiempo pude marcar 4 goles y había hecho 2 más que estuvieron mal anulados, así que muy bien. El último partido fue el miércoles 18 de marzo y después de ese día, que también marqué, no volvimos a jugar.

- Mencionó que no han jugado muchos extranjeros en la historia del club. ¿Cómo lo recibieron los hinchas?
- La gente me recibió muy bien, con muchas expectativas, siempre que llega un 9 están las expectativas de que iba a ser el 9 que estaban esperando, y me recibieron de forma espléndida, mis compañeros también me han apoyado mucho, saben que estoy solo y que estoy aprendiendo el idioma. El entrenador, que fue despedido, también me ayudó mucho desde que llegué, y la gente también me ha ayudado a adaptarme más rápido.

- ¿Le ha tocado jugar con equipos grandes de Brasil? ¿Cómo vivió esa experiencia?
- En el mes que alcancé a estar antes de la pausa, fui al banco contra Fluminense en el Maracaná en Copa de Brasil, y fue una experiencia hermosa, no jugué pero pude estar en ese estadio maravilloso y pude ver lo que era enfrentar un equipo de la Serie A de Brasil. Luego contra Ceará en el estadio de Fortaleza, maravilloso y que también era nuevo, estadio que hicieron para el mundial y fueron los dos equipos de Primera División que enfrentamos en este mes, y luego me ha tocado viajar a varias partes acá, conocer ciudades nuevas y estadios muy lindos. Llevo poco tiempo y he vivido cosas lindas.

- En Brasil juegan bastantes torneos paralelos, ¿cuáles ha jugado hasta ahora?
- En este año jugamos cuatro torneos: Copa de Brasil, Copa de Nordeste, Torneo Estadual y Serie C. Este último arranca en Mayo hasta el final de año, y es el más importante porque da el ascenso. En el estadual el club tiene como 33 títulos, es el equipo más fuerte en ese campeonato y el tricampeón actual. La Copa Nordeste es difícil porque juegan los campeones de los estados de nordeste, ahí tocan equipos Serie A y Serie B, y la Copa de Brasil también es difícil, que ya Fluminense nos eliminó. En los otros dos que seguimos estamos muy bien.

Coronavirus

- Sobre el coronavirus, ¿cómo está la situación en la ciudad que usted vive?
- Acá todavía no decretan cuarentena obligatoria, lo que sí la gente se está cuidando por cuenta propia y los mercados igual, de a poco empiezan a aparecer decretos en distintos estados. Tienen que limitar el acceso de la gente, en este caso de los chicos que reparten comida, y de a poco van intentando resguardar más cosas.

- Brasil fue de los últimos países que seguía haciendo partidos profesionales a pesar del coronavirus, ¿qué pensaba usted por esa situación?
- El miércoles pasado fue el último partido que jugamos, y nosotros dependíamos de nuestro empleador, y si la federación seguía agendando juegos teníamos que jugar. Yo estoy en el nordeste de Brasil y acá todavía no estaba complicada la cosa. En Paraíba, donde estoy yo, había un solo caso, entonces no se le estaba dando mucha importancia hasta que la federación brasileña decidió que no se podía continuar más y suspendió toda actividad. En otros estados se suspendió antes.

- ¿Y cómo se comporta la gente en las calles? ¿Hay mucha preocupación en la población?
- Acá no está todo tan exagerado, está todo más tranquilo, la gente va al supermercado y compra lo que necesita y no hay problema, lo que sí la gente anda con mascarillas, va al supermercado y vuelve a su casa, trata de aislarse no porque el estado lo haya impuesto, sino porque es la única forma de que el virus no se expanda como en Europa.

- Desde Brasil, ¿cómo ha visto la situación actual de Chile por el coronavirus?
- A través de las redes sociales tengo muchos amigos y vi que estaban viviendo lo mismo que acá en Brasil por el tema del coronavirus, y todos sabíamos que había que tomar medidas. La mayoría de los chilenos sienten que su Presidente no los está cuidando como tendría que ser. La mayoría de los amigos que tengo se muestran molestos porque no se dan medidas concretas para enfrentar el tema del virus, y no quedaron conformes con las medidas que se tomaron luego del estallido social del año pasado, así que noto que hay malestar hacia el gobierno.

Salida de Cobreloa

- Su salida de Cobreloa fue por no renovación de contrato. ¿Tuvo alguna última conversación con gente del club? ¿Alcanzó a hablar con Marco Antonio Figueroa?
- Las cosas que me enteré, fue por la prensa o por mi señora, que seguía páginas y me comentaba declaraciones del presidente del club, hubo comentarios que me parecieron fuera de lugar. Siempre tuve una relación muy buena con todos, y la última conversación con el presidente fue para despedirnos y en ese momento no se sabía si iba a seguir el entrenador(Víctor Rivero), y si me querían me iban a avisar.

- ¿Eso fue lo último?
- Luego entendí que no había intención de que yo siguiera, entonces así quedó todo, un apretón de mano y 'cualquier cosa te llamamos'. Después muchos hinchas pedían que yo volviera, y hubo algunas declaraciones que se dieron a la prensa y eso fue lo que no me gustó, porque yo me fui 'calladito', no pedí nada, entendí que no me querían y tenía que buscar otro club, pero sí hubo comentarios como que yo estaba pidiendo dinero, o que si volvía tenía que bajar mis pretensiones de dinero, pero nunca llegamos a ese punto.

- ¿Entonces no hubo más contacto después de eso?
- Ni siquiera se me preguntó algo, directamente se me dio por descontado que yo no iba a seguir y perfecto, pero me hubiese gustado que hablaran conmigo y me dijeran 'vos dijiste esto o aquello, y si te interesa seguir, hay este dinero o no', pero que conversaran, porque la relación era muy buena y eso de salir a hablar en la prensa y no conmigo fue lo único que no me gustó de la salida, pero lo demás fue hermoso. La gente hasta el día de hoy ha sido muy cariñosa y estoy muy contento también con la gente, con los mismos dirigentes también, por eso te digo que me sorprendió que no se comunicaran conmigo, y con el entrenador actual no tuve comunicación.

- ¿Mantiene comunicación con algunos ex compañeros?
- Hablo con el paramédico, kinesiólogo, utilero, con el gerente deportivo, también con Axl Ríos he tenido contacto y me había puesto contento que arrancaron bien, luego vi que perdieron la última fecha, pero sé que estaban bien y contento por ese lado. A Ignacio Jara lo saludé para su cumpleaños, lo tengo que llamar, tengo muy buena relación con 'Nacho'.