CHILENOS POR EL MUNDO

El desconocido interés de un grande de Europa por Vargas que pudo cambiar su carrera

Antes de ser vendido al Napoli, otro grande acercó una propuesta por el ariete. Fuentes cercanas a la negociación cuentan los detalles.

La carrera de Eduardo Vargas en clubes tuvo su punto más alto el 2011, donde se consagró como goleador, mejor jugador y campeón de la Copa Sudamericana con la Universidad de Chile.

En esos días, hasta las oficinas del club llegaron varias ofertas formales, propuestas millonarias e incluso se acercaron grandes de Europa a consultar por el chileno, quien finalmente sería vendido al Napoli en la transacción más cara de un futbolista nacional al exterior.

Entre los interesados hubo uno que no se conocía hasta ahora: el Inter de Milancuadro que un año y medio antes había conquistado la Liga de Campeones de la mano de José Mourinho.

Para enero del 2012, cuando debía hacerse efectiva la transferencia, ya no estaba el portugués. A esa altura dirigía Claudio Ranieri, que ya había sustituido en el cargo a Gian Piero Gasperini (que actualmente es el técnico de moda en Europa dirigiendo al Atalanta).

¿Por qué no se hizo efectivo el traspaso?

Fuentes que llevaron las conversaciones entre la U y el Inter recuerdan que el fichaje de Vargas era un anhelo del propio Massimo Moratti, en ese entonces presidente y dueño del elenco lombardo, pero que no se pudo concretar porque el interés se manifestó cuando ya se había aceptado de palabra su traspaso al Napoli.

Moratti pidió una prórroga, se comunicó vía mail e intentó contactarse telefónicamente con los dirigentes azules y el representante del jugador, pero sin éxito, pues el trato entre universitarios y napolitanos ya tenía el OK del jugador.

Finalmente el seleccionado nacional fue al Napoli y dejó en el olvido a un Inter que tenía un núcleo fuerte de sudamericanos en la plantilla, como Javier Zanetti, el zaguero Lucio, Esteban Cambiasso, el portero Julio César, a Maicon como lateral y Diego Milito como goleador, lo que seguramente hubiera beneficiado la adaptación de Vargas al Calcio.

En ese Inter, además, se encontraban hombres como Diego Forlán, Wesley Sneijder, Dejan Stankovic, Mauro Zárate, Walter Samuel, Christian Chivu, entre otros, un plantel de lujo que comenzó esa temporada cayendo ante el AC Milan en la Supercopa de Italia y que en el resto de la temporada perdió en cuartos de final de la Copa Italia, en octavos de la Champions League y que remató 6° en el Calcio, sin poder clasificar al máximo torneo continental de la temporada siguiente.