Fichajes Polémicos

El día que 'Tito' Tapia fichó en la UC tras ser campeón y goleador en Colo Colo

El ex delantero fue el goleador de los albos en la campaña del torneo de 1998, con tan solo 21 años. Al año siguiente se marchó al cuadro cruzado.

Héctor Tapia remeció el mercado en 1999. Luego de brillar en Colo Colo y ser goleador y campeón en el Torneo Nacional del año anterior, pasó a Universidad Católica, en un movimiento tan impensado como sorpresivo.

Peter Dragicevic, presidente de Colo Colo en ese entonces, recuerda con AS que el club quería mantener a 'Tito' en el equipo, y que sus 'cuidados' hacia el jugador se iniciaron antes del Mundial Sub 17 de Japón.

"Cuando la Selección Chilena Sub 17 fue a jugar a Tokio y obtuvo el tercer lugar, a todos los jugadores de Colo Colo que fueron a ese torneo se les hizo un contrato profesional que duraba cuatro años, con el objetivo de evitar que las grúas (ojeadores) que iban a estar allá los contrataran y los desvincularan de alguna forma del equipo formador, perjudicándonos. En esa época no estaban claros los derechos de formación y habían unos flancos abiertos", recuerda Dragicevic.

El ex delantero decidió no renovar su contrato al término de esos cuatro años: "Cuando los jugadores estaban a un año de quedar libres, estaba en sus facultades o de sus representantes determinar si seguían o no en el club, y si el jugador no tenía necesidades económicas imperiosas, le permitía aguantar ese año, desvincularse y negociar su propio pase".

La desconocida historia del traspaso

Al cabo de ese tiempo, la intención de Colo Colo era mantener a Tapia en el club y renovarle, pero una oferta cambió todo el panorama, según rememora el ex mandatario albo: "Al final se metió gente de afuera, creo que fue Passball, que le ofreció a Tapia llevarlo a Italia. Como la UC arremetió, nosotros tratamos de que no se quedara en Chile, y que se fuera al extranjero, pero por alguna razón ese contrato en Italia falló y ahí entró la UC que,  aprovechando su condición de jugador libre, lo contrató".

"En Chile no existía la esclavitud, entonces él podía escoger lo que le pareciera mejor. A pesar de que nosotros queríamos retenerlo, escogió otra cosa. No hubo ninguna razón futbolística ni mucho menos, al revés, era un aporte en Colo Colo", añade Dragicevic.

"Uno se siente frustrado"

El ex presidente del cuadro albo comprendió la decisión de Tapia, más allá de querer mantenerlo en Macul: "Los jugadores que son formados en las instituciones tenían algún arraigo y deseo de seguir representando al club y de seguir aportando, pero ya en una etapa de profesionales, cotizados, lo que impera es asegurarse económicamente. En esa época, Zamorano con Rubio representaban a la mayoría de estos jugadores, buscaban colocarlos afuera, en una etapa lógica para cualquier futbolista".

Sin embargo, confiesa que se sintió frustrado por no poder mantener al futbolista en Colo Colo: "No son decisiones fáciles y uno como dirigente se siente frustrado porque uno trabajaba ad honorem y era de sentir mucho la camiseta, pero uno tiene que entender que los jugadores también buscan lo mejor para sus carreras".

De esa forma, Héctor Tapia pasó de haber sido goleador de Colo Colo y campeón en el Torneo Nacional de 1998, a jugar por Universidad Católica al año siguiente. En total jugó 15 partidos con los cruzados y anotó nueve goles. ¿El más recordado? Uno a los albos en el Estadio Nacional en el que primerohizo un gesto de disculpas y luego se lo dedicó a los hinchas cruzados.