AS Memoria

La emotiva noche en que Marcelo Salas rompió la historia

Hace exactos 15 años, el 'Matador' se convirtió en el máximo goleador histórico de la Roja. Celebró entre lágrimas una conquista que demoró cuatro años.

No fue fácil para Marcelo Salas convertirse en goleador histórico de la selección chilena. Entre lesiones, una etapa problemática de la Roja y sufrimiento por criticas injustas, el 'Matador' demoró cuatro años en anotar su ansiado gol 35.

Un récord que ya no existe. Alexis Sánchez lo superó, pero recién en 2017. Costó tanto como ese histórico gol de Salas del 4 de junio de 2005, en el partido en que la Roja venció 3-1 a Bolivia en el estadio Nacional.

Aquella noche invernal, Nelson Acosta volvió por tercera vez a la banca de la Roja, reemplazando a Juvenal Olmos. Su misión era mantener vivo el sueño de llegar a Alemania 2006. Y lo logró, ya que Chile peleó la clasificación hasta la última fecha, pero sin éxito.

La Roja comenzó con todo el partido ante los altiplánicos y tuvo un goleador sorpresivo: Luis Fuentes. El zaguero central anotó con sendos cabezazos a los 8' y 34' para adelantar al elenco de Acosta. Primero marcó tras un tiro de esquina de David Pizarro y luego gracias a un pivoteo de Ricardo Rojas, el otro zaguero.

El minuto mágico para el 'Matador' llegó a los 66'. Y curiosamente, el zurdo marcó uno de sus goles más trascendentales con el pie derecho. Salas recibió un pase de Luis Jiménez y definió con un tiro alto, batiendo al arquero Leonardo Fernández, que al año siguiente jugaría en Palestino.

Fue un gol que costó cuatro años. Salas cortó una racha de 667 minutos sin anotar por la Roja (7 partidos clase A). No marcaba desde 2001, cuando hizo un doblete precisamente a Bolivia. Las lesiones le impidieron mantener su rendimiento goleador, además de las malas campañas de la Roja. Recordemos que en el camino a Corea-Japón 2002, Chile terminó en el último lugar.

Por eso el 'Matador' festejó con lágrimas. Y después del partido se descargó. "Ser goleador histórico es un objetivo importante. Yo estoy tranquilo. No siento rencor, pero recuerdo que había gente que decía, hasta tres días antes del partido, que debía retirarme, que no debía venir. Pero jugué bien, hice un gol y fui un aporte, aunque eso no le guste a mucha gente", señaló el '11'.