CORONAVIRUS

Ley sobre el corte de servicios básicos: qué ocurrió y por qué puede ser inconstitucional

Con 28 votos a favor, el Senado aprobó el proyecto que pretende beneficiar el 60 por ciento más vulnerable. El Gobierno respondió rápidamente.

Ley sobre el corte de servicios básicos: qué ocurrió y por qué puede ser inconstitucional
SEBASTIAN CISTERNAS/ATON CHILE.

El proyecto de ley que prohíbe el corte de suministros básicos (agua, luz y gas de red) ya es casi una realidad, luego de que el Senado lo aprobara con mayoría. Sin embargo, el Gobierno reaccionó rápidamente con un comunicado sobre su posición.

La iniciativa, que se presentó el 23 de marzo a través de la diputada Joanna Pérez, tuvo largas semanas de discusión. Pero finalmente concluyó este jueves con los 28 votos a favor en el Senado, pese a las 10 abstenciones de los parlamentarios de Chile Vamos, coalición oficialista.

De acuerdo a los impulsores de este proyecto, la idea va a beneficiar al 60 por ciento más vulnerable de la población. Además, entre los temas principales, está la prohibición que se aprobó de poner límite al consumo de agua.

¿El Gobierno lo considera anticonstitucional?

El Ministerio Secretaría General de la República, que ahora es liderado por Claudio Alvarado –quien reemplazó a Felipe Ward-, se expresó a través de un comunicado en Twitter.

“Ante el despacho de la moción parlamentaria que suspende el cobro de servicios básico, el Gobierno señaló que son materias que ya se abordaron el 27 de marzo junto a las empresas de servicios, con el propósito de alivianar el bolsillo de las familias”, parte.

“El contenido eventualmente podría constituir infracciones a las normas constitucionales (…) el Gobierno se encuentra analizando en detalle las disposiciones aprobadas, para resolver los cursos de acción”, complementa el escrito.

Según Juan Antonio Coloma, senador de la República, el proyecto “vulnera los artículos 19, 24 y 26 de la Constitución, y eso lo plantee en el debate”. Esas dicen relación con el principio de igualdad y de repartición de las cargas públicas, de acuerdo reclamaron los partidos oficialistas.