AS Memoria

La verdadera historia del otro delantero de los siete goles

Con la validación del gol de Esteban Paredes a Cobresal, hay 53 tantos "por secretaría" que hoy cobran vida. Entre ellos los que marcó el uruguayo Washington Abad en 1978.

La verdadera historia del otro delantero de los siete goles

El 19 de agosto de 1978, Lota Schwager y Rangers se enfrentaron por la fecha 21 del Torneo Nacional de Primera División. Un partido que pasó a la historia por varios motivos, pero principalmente, por un récord que cobró vida 42 años más tarde. El gol validado de Esteban Paredes a Cobresal, abrió la puerta a los 53 anotados en partidos definidos por secretaría.

Rangers jugó ese partido con juveniles por huelga del plantel profesional, pero hay un antecedente clave: la ACF (Asociación Central de Fútbol, actual ANFP) autorizó que el elenco talquino actuara con "los jugadores que cuente, incluso juveniles, por tratarse de una extrema urgencia".

Esas declaraciones fueron de Waldo Crovari, Secretario de la ACF, quien además señaló que "los puntos son reglamentariamente válidos para todos los efectos del torneo oficial y que lo mismo ocurre para Polla Gol, partido 6 del Concurso N°123 del Sistema de Pronósticos Deportivos". Si Rangers daba el golpe y ganaba, valía. Ojo con eso.

El show de Abad

Lo cierto es que esa tarde, Lota Schwager vapuleó a los jóvenes jugadores de Rangers, con el elocuente marcador de 14-1. En ese partido, el uruguayo Washington Abad se convirtió en el primer jugador que anotó siete goles en un partido en el fútbol chileno, récord que igualaría Luka Tudor en 1993, en un triunfo de Universidad Católica 8-3 sobre Antofagasta.

Eso lo sabemos ahora, ya que durante años ese partido permaneció anulado. Si bien es cierto que oficialmente fue 1-0 para Lota, los goles e incidencias de ese encuentro deben registrarse para la historia, tal como ocurrió con el tanto de Esteban Paredes ante Cobresal en 2011, y un total de 53 conquistas en la serie mayor del balompié nacional.

Desde Uruguay, Washington Abad habló con Radio ADN, donde dejó claro que el tema lo abruma. “Jamás tuve la intención de legalizar los goles. Incluso me siento totalmente incómodo de hablar de esto. No pasa ni por mi cabeza. Fue hace 42 años. Fue un partido que se jugó y se ganó”, señala el ex jugador lotino.

Abad anotó el primer gol de penal a los 14 minutos y luego repitió a los 17', 33', 39', 57', 69' y 82'. Carlos Linaris (tres veces), Eduardo Jiménez (también con un triplete) y un joven Héctor 'Ligua' Puebla completaron la masacre, ante 1.747 personas en el estadio Federico Schwager de Coronel. Uno de los juveniles talquinos fue Juan Covarrubias, de gran carrera posterior y multicampeón con Cobreloa, que ya había debutado en Primera División con 17 años.

Sobre aquella tarde, Abad señala que “se hizo lo que se pudo. Al principio no sabíamos ni quienes eran. Se jugó como un partido normal. Si el resultado hubiese sido distinto no sé lo que pasaba. El recuerdo que tengo es de los siete goles que hice y catorce que hicimos”.

Aquel equipo de Lota Schwager fue uno de los más destacados de su historia, dirigido por Vicente Cantatore y con figuras de la talla de Juan Páez, Emiliano Azócar, René Chacano, el arquero Hugo Grignafini, y los ya señalados Héctor Puebla, Eduardo Jiménez y el propio Washington Abad.  El año anterior había logrado el sexto lugar, su mejor campaña en Primera, y estuvo muy cerca de entrar a la Liguilla de Copa Libertadores.

Si bien Abad nunca tuvo la intención en validar esos goles, en Chile una persona luchó durante años para que su récord fuera reconocido. Se trata de Luis Torres, historiador y estadígrafo de Asifuch, que hace 15 años tiene el blog Aguante Lota.

"Hace más de diez años que quiero que se valide el récord de Abad, pero en ningún caso es querer quitárselo a Luka Tudor. La razón es hacerlo sentir a Abad que también jugó un partido, metió siete goles en Primera División, frente al rival que sea. Creo que son válidos esos goles, la Central autorizó el partido y por lo tanto debió validarlos", señala Torres a Diario As, quién ha escrito dos libros sobre su querido Lota Schwager.

Finalmente, el esfuerzo de Torres valió la pena y esos goles de Washington Abad ingresan a la historia grande del fútbol chileno, acompañado de otro goleador brillante: Luka Tudor. Pero esa historia, ya la contamos acá.