Chilenos por el Mundo

El club 'rebelde' que se coronó en Turquía: el nuevo desafío de Junior Fernandes en Europa

Medios turcos aseguran que el chileno será oficializado en el Istanbul Basaksehir, actual campeón local que tiene una historia política y religiosa increíble.

En Turquía, los medios dan por hecho que Junior Fernandes llegará al Istanbul Basaksehir, el equipo de moda en aquel país. Hace unas semanas, consiguió su primera Superliga, por lo que se aseguró un cupo en la Champions League 2020/21. Además, es uno de los dos equipos que pudo derribar a los gigantes como Galatasaray, Fenerbahce y Besiktas, que se repartieron 35 de las últimas 37 ligas. Pero, ¿cómo llegó a eso? A punta de una importante inyección de dinero y el fuerte papel de la política en cuanto a las decisiones de la institución. A esta escuadra arribará el chileno. 

  • Alanyaspor
  • Delantero
  • Chile

La hegemonía de los tres grandes turcos es evidente. De hecho, desde la creación de la liga en 1959, apenas seis equipos pudieron ganarla: Galatasaray (22), Fenerbahce (19), Besiktas (15), Trabzonspor (6), Bursaspor (1) y ahora el Istanbul Basaksehir, el club más pequeño de esta lista. 

El actual monarca de Turquía fue fundado en 1990 como İstanbul Büyükşehir y en sus inicios no tuvo una historia deportiva muy destacada. En 2007 logró el ascenso a Primera División y se mantuvo hasta 2013, cuando volvió al ascenso. ¿Cómo le fue en esos años en la élite turca? 12°, 9°, 6°, 12°, 6° y 16° (descenso), respectivamente. Desde su creación, el club fue administrado por la compañía estatal de agua. Pero todo cambió en 2014.

Grupo empresarial hérmetico y cambio de nombre: el inicio del éxito

Tras su descenso, el İstanbul Büyükşehir estuvo apenas una temporada fuera de la división de honor. Regresó en la 2014-15 luego de ser campeón en el ascenso y con nuevo estadio incluido. Su vuelta no pudo ser mejor: acabó cuarto el torneo, por lo que ganó una plaza a la Europa League. Pero, ¿cómo se generó ese inesperado vuelco en la vida del club? Gracias al aporte privado... y la política. 

Eso sí, es poco claro desde dónde provienen las inyecciones económicas. De hecho, se describe a los dueños como "herméticos".

Los años dorados

La temporada 2015-16, el Basaksehir repitió el cuarto lugar, pero en la 2016/17 coqueteó con el título. Ese año terminó segundo a solo cuatro puntos del Besiktas. En las 17/18 fue tercero tras Galatasaray y Fenerbahce, los otros dos gigantes. Una campaña más tarde quedó a dos puntos del campeón, hasta que por fin pudo derribar el peso de la historia y meterse entre los pocos ganadores de la Superliga.

En la 19/20, Istanbul Basaksehir ganó 20 partidos, igualó nueve y perdió cinco, para acumular 69 puntos, cuatro más que el Trabzonspor

Los hechos que unen política y religiosamente al Istanbul Basaksehir con el presidente de Turquía

El mismo año que el club volvió a Primera, Recep Tayyip Erdogan asumió como Presidente de Turquía. Dicho Mandatario, tiene un vínculo muy estrecho con los actuales dueños del club, que lo compraron en 2014. Un año más tarde, decidieron cambiarle el nombre, por lo que pasó a llamarse İstanbul Başakşehir.

El periodista Fernando Duclós (@periodistan_ en Twitter), hace unos días, explicó por qué el Basaksehir es llamado como el "club del gobierno".

Para la inauguración del nuevo estadio de la institución, el invitado de honor fue Erdogan, quien por esos tiempos aún no se convertía en presidente. Jugó un partido amistoso y se dio el lujo de anotar tres goles. El equipo retiró el número 12. ¿Por qué? Porque Erdogan buscaba ser el décimosegundo presidente de la historia del país. 

El Mandatario es un representante de la rama "conservadora" y defensor del Imperio Otomano. El propio Duclós describió hace algunos días que Erdogan "tiene la idea de modelar una nueva Turquía", "más "otomana", más religiosa". La idea del presidente coincide con el de la pequeña barra que tiene el club. ¿Cómo se llama? "1453", en homenaje al año en el que Constantinopla pasó a ser controlada por los islámicos. 

El club "rebelde"

Es un hecho que Galatasaray, Fenerbahce y Besiktas son archirrivales y que se dividen la popularidad en el país y, sobretodo, en Estambul. Pero hay algo muy potente que los une: su sentir político. "Muchos "ultras" del Galatasaray, Fenerbahce y Besiktas son secularistas. De hecho, suelen cantar la "marcha de Izmir", canción histórica de la independencia turca", escribió Fernando Duclós en @periodistan_. El Istanbul Basaksehir, va por otro lado. Su barra alaba a Dios. 

Las figuras

Demba Ba, Robinho, Gael Clichy, Martin Skrtel, Gokhan Inler, Eljero Elia y Mehmet Topal son los más reconocidos por sus carreras, pero el ídolo del club es Edin Visca.

El bosnio está desde 2011 en la institución, por lo que ha vivido la revolución del club. Además, en las últimas temporadas se convirtió en uno de los jugadores más determinantes de la liga. 

La estrella que buscan para competir en Champions

Mesut Özil, el campeón del mundo con Alemania en Brasil 2014 y actual jugador de Arsenal, es el fichaje bombástico que busca el club para la próxima campaña. Özil es muy amigo de Erdogan al que invitó a su boda, por lo que su buena relación podría ayudar a que el fichaje se realice.