Entrevista AS

El ex portero de Colo Colo que juega en EE.UU. tras obtener una beca universitaria

Pablo Jara hizo las inferiores en el 'Cacique' y en 2014 se fue a Norteamérica sin siquiera saber inglés. Allá se tituló y hoy juega en la USL League One.

El ex portero de Colo Colo que juega en EE.UU. tras obtener una beca universitaria

"Nunca imaginé venir a Estados Unidos. Ni siquiera hablaba el idioma, por lo mismo. Mi ignorancia en aquel tiempo me decía que si yo iba a estudiar a una universidad, jamás volvería al fútbol. Pensé mucho en el qué dirán", confiesa Pablo Jara (26), al analizar en retrospectiva los días en que debió decidir si continuar en Colo Colo, o partir a una institución académica en Carolina del Norte, alejado de su familia y con la incertidumbre respecto al nivel futbolístico que allá lo esperaba.

Eso ocurrió en 2014 y, hoy, su momento actual lo hace valorar la determinación tomada. Es el arquero titular del South Georgia Tormenta FC, de la USL League One, la tercera división del fútbol estadounidense. Llegó ahí luego de titularse en la carrera de Administración de Deportes en Wingate University, a fines de 2018. Allá reconsideró la importancia de los estudios, una instancia que acá, dice, pasó por alto a muy temprana edad: "En las juveniles de Colo Colo yo me había olvidado de cualquier tema académico".

Así, fue doblemente beneficiado, porque la idea de salir a préstamo desde el 'Popular' era una opción que Jara tenía más que asumida. "Yo quería partir, agarrar minutos, como casi todos los porteros jóvenes que nos formamos ahí. Yo era consciente de que era difícil jugar en el primer equipo", señala, en una época en que el paraguayo Justo Villar era inamovible del pórtico. Sin embargo, no pensó que esta oportunidad también le permitiría adquirir conocimientos en el ámbito profesional.

- ¿Cómo se dio la posibilidad de emigrar a Estados Unidos?
- En 2014, mientras estaba en Colo Colo, me llamaron a una reunión y me dijeron que estaba la opción de irme para allá. Fue una decisión difícil, pero era algo que se presentó como único. O sea, estudiar allá era importante, porque también me permitiría tener una vida exitosa después del fútbol. Recuerdo que, en esa época, el profe José Letelier me incentivó. Me decía "anda, tómalo, lo peor que puede pasar es que no te guste y te devuelvas". Y, bueno, fueron cuatro años duros de estudio, porque la vida me enseñó que no estaba preparado académicamente. Acá en Chile cumplí con lo justo. Pero si hoy pudiese retroceder el tiempo, no cambiaría la decisión que tomé.

- ¿Cree que ese modelo de estudiar y practicar deportes simultáneamente es algo que debiese replicarse en otros países?
- Sería lo ideal. Yo creo que ningún niño de 12 o 13 años debe verse obligado a decidir entre fútbol o estudios. Lamentablemente el sistema en Chile es así. Recuerdo que Colo Colo me daba cartas de autorización para no tener que hacer la enseñanza básica o media completa, porque había que entrenar. O permisos para salir más temprano, porque había que entrenar. Entonces, a veces uno piensa que solo con jugar fútbol vamos a salvar a la familia y no siempre ocurre.

- Imagino que las facilidades allá son muy superiores para alguien que quiere dedicarse a los dos ámbitos...
- Claro. La universidad, en este caso, se preocupó mucho y pagó mucho dinero por mí. Eso va desde vivir en un buen departamento hasta lo que comes. Las instalaciones te ayudan a seguir desarrollándote gracias a los gimnasios y el tratamiento personal que brindan en base a la tecnología que hay. Eso te ayuda, te motiva mucho. Prácticamente se cuenta con todo lo que podría tener, por ejemplo, el primer equipo de Colo Colo en sus camarines.

- ¿Uno de sus sueños es llegar a la MLS más adelante?
- Sí, al momento de llegar acá eso se convirtió en un sueño. Me gustaría triunfar ahí, buscando retornar al fútbol chileno en algún minuto y, por qué no, a Colo Colo. Tengo claro que para eso debo demostrar condiciones en el fútbol de Primera División.

- ¿Piensa en algún equipo en particular?
- Me gustaba Atlanta United, sobre todo cuando llegó Gerardo Martino, porque había una onda bien latinoamericana en el plantel, pero hay un montón de ciudades lindas que aún no conozco y equipos en los que me encantaría estar. Pero voy paso a paso, creo que tengo que pasar todavía por la USL Championship -Segunda División- y de ahí ir viendo.