AS Memoria

El dieciochero e histórico debut de Leonel Sánchez en la Roja

El legendario puntero izquierdo debutó un 18 de septiembre de 1955, en el empate 1-1 ante Brasil en el estadio Maracaná.

El dieciochero e histórico debut de Leonel Sánchez en la Roja

El 18 de septiembre de 1955, Brasil y Chile inauguraron sus enfrentamientos por la Copa O'Higgins. La primera edición de este tradicional certamen amistoso se jugó en territorio brasileño. Luego se disputaría con intervalos hasta 1966.

En el primer partido, el mismo día en que Chile celebraba 145 años de la Primera Junta Nacional de Gobierno, la Roja enfrentó al Scratch en el mítico estadio Maracaná. Una jornada que sería inolvidable por el resultado, un valioso empate 1-1, y por el debut de Leonel Sánchez.

El técnico Luis Tirado determinó que el zurdo de la Universidad de Chile fuera titular aquella tarde, con 19 años y 146 días. La Roja sorprendió en Río de Janeiro, aunque el comienzo fue difícil. Según las crónicas de la época, "el equipo brasileño se fue con todo contra la portería chilena. Fueron quince minutos de duro batallar para Misael Escuti, Ramiro Cortés y Carlos Cubillos".

Y es que claro, Brasil tenía a Garrincha y Didí en delantera, junto al centrodelantero Evaristo, que "saco de quicio" en varios momentos el central Rodolfo Almeyda. En tanto el ataque chileno "se mostró peligroso con Enrique Hormazábal y Jaime Ramírez, pero José Fernández, René Meléndez y el debutante Sánchez, que pecaron por la debilidad de su acción, cuidándose demasiado de las asperezas de la fornida e inexpugnable defensa brasileña".

Chile logró mantener el 0-0 al descanso, pero rápidamente los locales se pusieron en ventaja en el segundo tiempo. Fue a los 55', por una discutible falta sobre Walter. "El delantero se topó con Almeyda y Cortés, perdiendo el control del balón. A tal extremo llegó la sensación de injusticia, que la propia torcida silbó al juez inglés Charles Williams", escribió el Diario La Nación.

Pinheiro convirtió el penal, venciendo a Escuti, "que alcanzó a manotear la pelota". Tirado reaccionó desde la banca y ordenó el ingreso de Jorge Robledo por Leonel Sánchez, que jugó sus primeros 67 minutos con la camiseta de la selección chilena. Una tricota que defendería 85 veces, anotando 24 goles y consiguiendo ser goleador de la Copa del Mundo, con un histórico tercer lugar en 1962.

Brasil siguió atacando, convirtiendo a Misael Escuti en figura, pero Chile no dejaba de ser peligroso para los locales, que jugaron sólo con futbolistas de Río de Janeiro. La Roja encontró el empate a los 84', con un pase profundo de José 'Peta' Fernández, que permitió la rápida corrida de Jaime Ramírez, que venció con "tiro bajo y cruzado" al arquero Castilho.

Fue un punto histórico para la Roja, el segundo clase 'A' como visita en Brasil (en 1922 también fue 1-1 por el Sudamericano, en Das Laranjeiras), pero no le sirvió para obtener la Copa O'Higgins. En la revancha, jugada dos días después en Sao Paulo, Chile perdió 2-1 y se quedó sin trofeo.