Temas del día Más temas

COLO COLO

El negocio más caro de Colo Colo aún pesa: el plantel, en alerta

Colo Colo viajó a Curitiba con tres ausencias, y regresó con tres lesionados más. La extensa paralización no deja de pasarle la cuenta al club.

El negocio más caro de Colo Colo aún pesa: el plantel, en alerta
RODOLFO BUHRER Pool via REUTERS

“Lamentablemente sufrimos muchas bajas”, advirtió Juan Manuel Insaurralde después de la derrota de Colo Colo ante Athletico Paranaense. Las molestias físicas preocupan al camarín, considerando que tendrá dos duelos importantes en tres días. En el Torneo Nacional intentará escapar del fondo, y en Copa Libertadores buscará seguir con opciones concretas. Los seis lesionados dejan a Gualberto Jara en un escenario muy adverso.

Colo Colo viajó a Curitiba sin Matías Zaldivia, Julio Barroso y Esteban Paredes. En Brasil sumó tres afectados más: Pablo Mouche y Óscar Opazo salieron lesionados de la cancha, y Nicolás Blandi ni siquiera alcanzó a entrar. “Nicolas se resintió en el calentamiento y no pudo ingresar a causa de eso", contó el propio entrenador. El mayor problema ante Paranaense fue Mouche, quien se retiró cuando recién habían jugado cuatro minutos.

Son las consecuencias de una decisión que aún ronda en el Monumental. El uso de la Ley de Protección al Empleo por parte de Blanco y Negro obligó a que el cuerpo técnico cortara comunicación con sus jugadores durante 2 meses y 25 días. Las pautas del área física quedaron olvidadas, y eso se notó desde que Colo Colo volvió a jugar. “No queda otra. Esto va a ser así hasta que retomemos el ritmo de competencia”, decía Jara tras la derrota contra Santiago Wanderers.

El millonario ahorro de Blanco y Negro fue, por ahora, solo una apariencia. Esto, porque una resolución de la Dirección del Trabajo le dio la razón al plantel en la pelea por sueldos, y Colo Colo tendrá que desenvolver una gran cantidad de dinero. Pero lo peor del negocio está justamente en la cancha. El agotamiento, los conflictos internos y las reiteradas molestias físicas pasan la cuenta en una dirigencia que, por estas semanas, se mantiene en silencio.

En caso de que Zaldivia, Barroso, Opazo, Mouche, Paredes y Blandi no se recuperen a tiempo, Gualberto Jara tendrá que volver a improvisar. Esta vez contra Antofagasta y Peñarol. Felipe Campos, su salvación, ya no será suficiente. "Tenemos que evaluar a todos los jugadores que terminaron con molestias físicas y luego definir con qué podemos contar para el partido del sábado. Tenemos que tratar de recuperarlos de la mejor manera", afirmó el técnico en Brasil. El cuerpo médico también está alarmado.