ENTREVISTA AS

El consejo de Herrera a Araos por su duro momento en Brasil

El portero estuvo en 2006 en el Corinthians de Brasil y le tocó vivir una situación similar a la que está viviendo en la actualidad el volante antofagastino.

Una incómoda situación vive Angelo Araos en Corinthians, donde prácticamente es el sexto extranjero dentro del club, lo que le imposibilita tener opciones de ser convocado, pues solo cinco foráneos pueden integrar la convocatoria para los partidos.

Una situación similar vivió Johnny Herrera en el año 2006, cuando firmó en el mismo club. En aquel entonces, solo podían jugar tres extranjeros y en la plantilla estaban él, el central Sebastián Domínguez, el volante defensivo Javier Mascherano y el delantero Carlos Tévez.

En conversación con AS Chile, el actual portero de Everton rememoró la situación que le tocó vivir en el Timao y aprovechó de aconsejar a Araos.

- ¿Recuerda esa reunión que tuvo con sus tres compañeros argentinos?
- La verdad no recuerdo la reunión en específico, pero sí era tema, más cuando el Seba estaba lesionado, después iba a volver y se tenía que reintegrar. En ese tiempo los cupos de extranjeros eran solamente tres.

- ¿Algún detalle sobre la situación?
- Lo que sí me acuerdo y que me descolocó harto, fue que yo estaba jugando, siendo el titular del equipo. Recuerdo que vine a jugar con Católica acá y les ganamos, había jugado el Paulista y después juego la primera fecha del Brasileirao con Gremio en Porto Alegre, donde había atajado harto. Un día el dueño habla conmigo y me explica que no puedo seguir jugando por el tema de los cupos de extranjero y que Corinthians había comprado otro arquero, que era Silvio Luiz, que era un muy buen jugador que había disputado la final de la Copa Libertadores unos años antes y era brasileño  así que no ocupaba cupo.

- ¿Ahí se produjo el quiebre?
- Eso fue lo que más me descolocó: estar jugando, que venga el dueño del equipo y te diga que no puedes seguir de titular porque hay un problema de cupos. Fue duro, me costó aceptarlo, pero fue lo que me tocó no más.

- Habiendo pasado una situación similar, ¿qué le recomendaría a Angelo Araos?
- Que se reencante con el fútbol. El caso de él no es tan extremo como el mío. A él, siendo tan joven, le recomiendo que vuelva a sus orígenes, a sus raíces. Nosotros en la U lo tratamos muy bien. Él dejó un gran recuerdo ahí, ojalá pueda volver y reencantarse. Ahora, si tiene la opción de ir a pelear un puesto en Brasil y que no tenga el problema del cupo de extranjero, que se quede allá y la luche, porque es un extraordinario jugador y lo único que necesita es confianza para rendir.

- ¿Será esa la solución?
- Así lo hizo en la U. Era un jugador muy tímido, pero cuando lo agarró el profe Guille le dio toda la confianza que él necesitaba. Realmente la rompió y fue, sino el mejor de nosotros, estuvo en el podio sin problemas.