U. DE CHILE

Los dos refuerzos que llegan a revivir la generación más golpeada de la U

Las próximas incorporaciones de Brandon Cortés y Cristian Barros también busca solucionar uno de los problemas que se le generó a la Sub-20.

Universidad de Chile aseguró dos caras nuevas para el segundo semestre. Brandón Cortés y Cristián Barros se unirán a los azules, y aunque se integrarán al primer equipo, ninguno ocupará un cupo de refuerzo.

Su arribo se enmarca dentro del nuevo modelo que busca implementar Azul Azul en el fútbol joven. Uno que aspira a la búsqueda de nuevas figuras en Chile y también en el exterior. El primero arriba de Boca Juniors. El segundo de Defensor Sporting.

"Es un modelo que presentamos a principio de año, y que busca potenciar la categoría más afectada por la pandemia. Les hicimos un seguimiento desde hace mucho tiempo, y que significa un bajo costo, y una apuesta debido a que son muy buenos jugadores", explicó el director deportivo.

El fútbol joven para Azul Azul ha sido todo un tema. Hace algunos años buscaron revolucionar todo con la llegada de Edorta Murúa y una serie de técnicos españoles para sus divisiones inferiores y desde que se fueron, en 2017, el club ha pasado por distintos procesos.

Desde que Rodrigo Goldberg y Sergio Vargas asumieron como directores deportivos, los ex futbolistas buscaron reordenar la casa y volver a darle una estructura.  Sin embargo, diferentes hechos han dañado al fútbol joven, no solo de la U, sino de todo el país. Y es que el estallido social -primero- y el coronavirus -después-, dejaron a todas las series sin actividad durante prácticamente un año.

¿La serie que más sufre?

La que actualmente es la Sub-20, que ha nutrido de muy pocos jugadores al primer equipo. En la mencionada categoría se encuentran o se encontraron Lucas Alarcón (a préstamo en Deportes Valdivia), Nicolás Clavería (no aceptó firmar contrato y partió a España), Mauricio Morales o Alexander Valencia (cedido por ocupar cupo de extranjero), entre algunos nombres.

"El caso de Morales es diferente, porque Hernán Caputto lo conocía de su paso por las selecciones menores y ya el 2019 entrenó con el primer equipo hasta debutar en Copa Chile", cuentan desde el Centro Deportivo Azul.

En esa misma línea, aseguran a AS Chile que "la generación del 2000 lamentablemente no ha tenido roce en partidos oficiales, por lo mismo se trae a Brandon Cortés y Cristian Barros, porque lo cierto es que es una categoría que ha quedado resentida por la ausencia de competencia".

En la U preocupa una categoría que ha carecido de competencia y de donde esperaban sacar buenos prospectos, considerando que son prácticamente los mismos que a nivel nacional fueron campeones en 2017 cuando competían en el Sub-17.

Por lo mismo, para que no pierdan ritmo, desde Azul Azul determinaron que algunos de sus jugadores del Equipo Juvenil pasaran a entrenar con una "selección de proyección" en el CDA, mezclados con jugadores de la Sub-15, 16 y 17.

Así al menos se han mantenido entrenando en las últimas semanas bajo las órdenes de Manuel Leiva, Sebastián Pardo y Esteban Valencia, quien precisamente pasará a ser ayudante de Marcelo Jara mientras dure su interinato al mando del primer equipo.

La duda, ahora, es si es que el "Huevo" recomendará la ascensión al elenco de honor de algunos de los juveniles que ha tenido bajo su mandato en el último mes.