Entrevista AS

"Me cansé de mendigar": la reflexión de un chileno campeón panamericano

Nicolás Ponce se transformó en el primer chileno en ganar un Grand Slam de jiu-jitsu. Fue en Estados Unidos, a donde viajó con ahorros y sin ningún aporte gubernamental.

"Me cansé de mendigar": la reflexión de un chileno campeón panamericano

El pasado sábado 21 de noviembre, Nicolás Ponce logró el Campeonato Panamericano de Jiu-Jitsu No Gi, en Georgia, Estados Unidos. El oriundo de Chiloé hizo historia al convertirse en el primer deportista nacional en conseguir un Grand Slam en la disciplina. La relevancia de la consecución la explica el propio artista marcial: "Hay cuatro campeonatos grandes, que son el Mundial, los Panamericanos, el Campeonato Europeo y el Nacional de Brasil. Ganar uno de ellos es intenso, difícil, y me siento orgulloso".

Ponce, que conoció el karate a los 14 años a través de un amigo, supo que la ruta sería compleja y, entonces, demostró el ímpetu y la pasión que lo mueve: "Compré mi pasaje después de retirar el 10%. Llevo casi tres meses acá en Nueva York. Hace un par de semanas vendí una rifa para costear mis gastos, traslados, alimentación... ese tipo de cosas. Ahora me devuelvo en los próximos días".

La temporada actual ha sido fructífera para el chileno, que además fue campeón de luchas cazadas en Dallas, y obtuvo el primer lugar en el Open de Alabama y también en Houston. Sin embargo, no esconde su anhelo de que el jiu-jitsu obtenga mayor reconocimiento y, con ello, mejores condiciones y recursos.

Nicolás Ponce, medalla de oro en el Panamericano de Jiu-Jitsu No Gi 2020.

- ¿No recibe ninguna ayuda del municipio o algún ente gubernamental?
- Ahora, solamente privados. Recibía un aporte del municipio de Castro, pero me dijeron que debido a la pandemia ya no se podría más, porque todos los recursos irían enfocados a eso.

- ¿Ha insistido o es una lucha que da por perdida?
- La verdad, la doy por perdida. Me aburrí de andar mendigando, de andar pidiendo. Ahora solo espero que Dios me ponga a la gente correcta en el camino, y así ha sido. Acá estoy en la casa de unos amigos que son de Brasil, entonces me ahorré el alojamiento, por ejemplo. Donde entrené, que es un centro de alto rendimiento, también me lo consiguieron, porque la mensualidad ronda los 300 dólares y entenderás que esa plata no está. Obviamente, si tuviese una ayuda mensual, o un apoyo en kinesiología, nutrición o suplementos, sería lo ideal.

- Hay muchos deportistas destacados que, en situaciones similares, desisten debido a la incertidumbre...
- Es que el jiu-jitsu no es federado, siquiera, entonces siempre ha sido difícil. Para mí, por lo menos, pensar en rendirse no es lo correcto, menos en estos tiempos tan difíciles. Hay que persistir y ser resiliente. Tarde o temprano se presentan más oportunidades y el sueño llega.

- ¿Cuáles son sus próximos objetivos?
- Una vez que regrese a Santiago me gustaría hacer clases, así puedo recaudar fondos para competir durante 2021. Lo más próximo es el Sudamericano que se hará en Brasil en diciembre, que espero ir pero aún no lo sé, por el tema de los recursos.