ADN RadioConcierto Radio
NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Entrevista AS

"Estuve a punto de morir": la increíble historia del ex U que hoy brilla en Coquimbo Unido

John Salas es una de las piezas claves del cuadro de Juan José Ribera. Sin embargo, hace cinco años todo pudo cambiar por culpa de una insuficiencia renal.

Actualizado a

John Salas (24) pasó de ser una revelación a consagrarse como una de las grandes figuras de la histórica campaña de Coquimbo Unido en la Copa Sudamericana. Hoy es uno de los fijos en el esquema de Juan José Ribera y ha jugado en muchísimas posiciones. Su puesto natural es como lateral derecho, pero hoy se desempeña por ambos sectores e incluso ha actuado como delantero. Ante Junior de Barranquilla inició la jugada del golazo que concretó Lautaro Palacios en el épico triunfo 'pirata' en Colombia.

"Celebramos con euforia, porque logramos un triunfo ante un rival muy complicado, que está acostumbrado a jugar en estas instancias. Estamos felices, pero somos mesurados porque quedan 90 minutos ante un rival de jerarquía. Obviamente tenemos mucha ilusión, quedamos contentos por la forma en que revertimos el partido, porque a pesar de ir perdiendo nunca dejamos de creer que nos podíamos llevar un buen resultado", señala Salas en conversación con AS Chile tras volver al país luego de ocho horas de viaje y un nuevo examen PCR. "Estamos acostumbrados a tomarnos el examen, pero es muy molesto”, bromea. 

Su presente es fantástico. Se consolidó en el equipo titular y se ganó el respeto del hincha coquimbano. Pero él no olvida que hace cinco años, todo pudo cambiar. Cuando era jugador de Universidad de Chile, una insuficiencia renal lo afectó duramente, al punto que debió ser internado de urgencia durante 20 días. Fueron los días más oscuros en la vida del futbolista 'pirata'.

"Esa enfermedad me sacó casi un año del fútbol. Fue difícil. No solo estuve cerca de dejar el fútbol, sino que estuve a punto de morirme. Como familia fueron días muy duros. Mi madre estaba embarazada y perdió el bebé, fue una situación muy fuerte. Obviamente con este presente uno se acuerda de muchas cosas. Todos tenemos nuestras penas y los momentos como los de ahora se disfrutan.

- Su recuperación fue muy larga. ¿Pensó el retiro?
- Nunca. Tenía la ilusión de volver a jugar, pero mi miedo era que tuviese que dejar el fútbol a raíz de lo que me pasó. Estuve 20 días hospitalizado. El nefrólogo sabiendo que era jugador me dijo que me podía tener tres días en el clínica y mandarme a la casa, pero dializándome. Por eso aguanté tanto, porque si me dializaba y salía mal, tenía que hacerlo de por vida y no podría seguir jugando. La recuperación fue súper lenta, partí de volver a caminar, perdí 10 kilos en la clínica. Mi primer entrenamiento fue caminar del área chica al área grande, tenía picazones en todo el cuerpo, pero nunca me rendí. Me levanté para seguir en lo que siempre quise hacer.

- ¿Recuerda cómo ocurrió?
- Fue en una pretemporada con Martín Lasarte en la U. Fue muy dura, volví agotado y me resfrié. Me bajaron las defensas y la biopsia que me hicieron para saber la razón de la enfermedad concluyó que fue porque tomé mucho Ibuprofeno cuando me resfrié. En el club quizás me dieron muchos medicamentos y eso quizás me produjo un efecto contrario en los riñones. El nefrólogo no encontraba explicación porque soy deportista, no tomo ni fumo. Fueron varios días para saber por qué. Nunca me lo esperé. Le doy gracias a Dios por volver más fuerte.

"Como grupo, esta Copa la vamos a vivir a concho"

- ¿Es consciente de lo que han logrado en la Copa Sudamericana?
- Sí, sabemos que lo que estamos haciendo es histórico. Nos lo demuestra la gente y los dirigentes del club. Para mí, es el primer torneo internacional que juego, llevo dos años en Primera División en un club de provincia que tiene una gran historia, pero no internacionalmente. Estamos escribiendo la historia y somos conscientes que tenemos a la ciudad apoyándonos y tenemos la misma ilusión de la gente de seguir avanzando. 

- ¿Les sirvió que Unión La Calera haya jugado hace poco ante Junior para analizar mejor al rival?
- Si te soy sincero, estudiamos poco a Junior porque no teníamos muchos días para preparar el partido. Vimos videos, los analizamos y sacamos conclusiones para enfrentarlos. 

- Ante La Calera, Junior vino a Chile a refugiarse por el triunfo logrado en la ida, pero ahora tiene la obligación de ganar...
- Ellos vendrán a buscar con todo. Habíamos analizado que de local era un equipo que metía mucha gente en ataque, pero ante nosotros no fue así. Los contrarrestamos bien. Hacemos nuestro juego en todas las canchas. Ellos tienen jugadores físicamente extraordinarios, pero con nuestra inteligencia supimos neutralizarlos. Defensivamente estamos muy bien, por ningún motivo nos saldremos a defender. Como grupo nosotros decimos que esta Copa la vamos a vivir a concho porque no se sabe si Coquimbo juegue un torneo internacional nuevamente y llegar a estas instancias. 

- En la Copa Sudamericana están brillando, pero en el Torneo Nacional se ubican en la parte baja de la tabla. ¿Cuesta cambiar el chip teniendo en cuenta la actuación en el campo internacional?
- Para nosotros no ha sido complicado cambiar el chip y jugar en el Torneo Nacional. Si bien no se nos han dado los resultados, estamos tranquilos. Siempre queremos ganar y lo afrontamos de esa manera. Este fin de semana tenemos el clásico y sí o sí tenemos que ganar, pero en ningún caso estamos apurados. Tenemos la convicción de que no nos merecemos estar ahí y que ganando un par de partidos ya nos metemos en copas internacionales.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?