REAL MADRID 2- ATLÉTICO 0

El disparo soñado de Carvajal con el que festejó el Madrid

Oficialmente es autogol de Oblak, ya que después de dar el balón el palo, el esloveno introdujo el balón en su arco, pero todo el mérito es del lateral con su remate.