Entrevista AS

"No tenía esperanzas de vivir": la dramática historia de un chileno que juega en el fútbol portugués

Yerko González milita en el Touletano, en la Tercera División lusa. Se formó en O'Higgins, de donde salió con polémica, y su referente es Arturo Vidal: "Me veo muy reflejado en él".

"No tenía esperanzas de vivir": la dramática historia de un chileno que juega en el fútbol portugués
@yerko_021 Instagram

Yerko González (19) vive su primera experiencia fuera de nuestro país. De manera polémica, el volante abandonó O'Higgins -equipo donde se formó- en octubre del 2020 y fichó en el Touletano. Su destino fue la Tercera División de Portugal, y asegura que acertó en la decisión. "Hoy en día analizo y creo que fue lo mejor, por la manera en que entiendo el fútbol, las cosas, la vida", señala el jugador, quien tuvo la chance de jugar en un grande: "A los 11 años, un representante me dio la oportunidad de ir a Universidad Católica".

"Fui, me probé y quedé. Me querían, pero se enteraron de que yo era parte de O'Higgins", añade González, que fue importante en el Fútbol Joven de los celestes: "Fui campeón y jugué seis finales en juveniles con series mayores y con mi categoría. A los 14 años estuve como sparring del plantel". Sin embargo, el rancagüino también guarda un pasado muy doloroso. "Cuando nací, no tenía esperanzas de vivir. Luego, un poco más grande, sufrí desnutrición. Me costaba un poco más por cómo había nacido (prematuro), que no era la forma adecuada", cuenta.

- ¿Cómo sobrellevaron el tema en su familia?
- Somos una familia de muy bajos recursos. Entonces, ellos desde el principio, cuando empecé a tener complicaciones con la desnutrición y la vida en sí, me entregaron todo. El dinero que había, o que mi papá traía a la casa, siempre fue invertido en mí. Después cuando me metí en el fútbol, fue aún más, porque mi familia es futbolera. Hicieron lo posible para que yo fuera alcanzando mis sueños.

- En una nota con El Mercurio, su padre también contó que en el matrimonio habían sufrido la pérdida de tres hijos...
Tengo tres hermanos muertos. Dos hermanas, que fallecieron mucho antes que yo naciera, y mi hermano, que murió cuando yo tenía 10 años. Es un golpe muy duro para la familia. Estas fechas de Navidad que pasaron fueron muy duras para nosotros, porque estaba de cumpleaños una de mis hermanas. En septiembre lo está mi hermano. Entonces, siempre es lamentable, porque mi familia siempre esperó con ansias la llegada de ellos. En la última, con mi hermano, todos estábamos ansiosos, hasta yo, porque quería tener un hermanito, y lamentablemente Dios se lo llevó. Las primeras dos hermanas nacieron y dentro de las horas fallecieron. Es complicado. Hasta el día de hoy mi familia lleva ese dolor, que obviamente nos afecta a todos.

- Me imagino que sus hermanos le dan fuerza para seguir adelante en el fútbol... 
- Obviamente. Eso es lo que a mí me da fuerzas, por ver lo que le causa a mi familia, muchas veces el dolor. Así puedo seguir luchando, estando lejos de ellos, y darles una alegría y un bienestar a mis papás.

- ¿Ha tenido alguna etapa complicada en el fútbol?
El 2014, cuando me fracturé un brazo, fue mi año más difícil. Estuve muy complicado. Por el tiempo que estuve sin fútbol, sin entrenamiento, me costó alcanzar mi nivel. Fue un año malísimo, no me salía nada. Muchas veces no me sentía cómodo, no me sentía bien. Psicológicamente no me sentía apto para rendir de la mejor manera. Después, con el apoyo de mi familia y de mi papá, que sin duda es un apoyo fundamental para mí, pude revertir la situación.

- ¿A quién intenta imitar en el fútbol?
- Admiro demasiado a Arturo Vidal. Para mí, es un referente por la lucha que tiene, por lo que ha generado en el fútbol chileno, por la garra que pone en los partidos. Me veo muy reflejado en él, porque venimos de barrios donde uno no puede salir. Esa es la fuerza que necesitamos para demostrar que somos grandes jugadores.

- ¿A qué se refiere en específico de su barrio?
- En mi barrio, Irene Frei, se vivía con mucho alcohol, mucha droga. Muchas veces, por vivir en barrios así, te puedes dejar llevar por ciertas situaciones. Pero gracias a Dios, a mi familia, pude salir de ese núcleo. Hoy puedo pelear una posibilidad y darle un bienestar a mi familia. Estoy muy contento.

- ¿Alguien de ese barrio quiso ser futbolista, pero se quedó por los vicios?
- Sí. En mi barrio hay muchos casos de futbolistas profesionales, seleccionados chilenos, que lamentablemente por culpa del alcohol, de la droga, quedaron estancados y no pudieron cumplir sus sueños. Quedaron en el camino...

Recomendado | Parte II - La joya que dejó O'Higgins con polémica cuenta su versión