ENTREVISTA AS

"A Rueda lo sentí muy lejano, muy apartado del fútbol chileno y la sociedad"

Claudio Borghi estuvo en la banca de la Roja y, en su estilo agudo, sorprende con una mirada distinta de lo que pasa en la Selección y la salida del colombiano.

Claudio Borghi comandó a la Selección entre 2011 y 2012 en la Copa América de Argentina, como también en una etapa de las Eliminatorias para el Mundial de Brasil. Conoce de sobra las importantes repercusiones que genera la Roja y, en su actual rol de comentarista, es además una voz de peso para analizar la salida de Reinaldo Rueda y la sucesión que se aproxima en la dirección técnica de Chile.

- ¿Qué le parece lo que sucede en la Selección?
- Es todo un poco extraño. Pedir vacaciones e irse... También que el técnico pida permiso para negociar. Yo creo que ahí hay multas que nadie quería pagar. Me da la sensación de que alguien estaba esperando que el otro se vaya para resolver todo. Fue algo extraño, bien difícil de entender. Ahora, el presidente (Pablo Milad) tendrá que buscar un nuevo entrenador. No sé qué es lo que andan buscando. A veces como uno no sabe lo que buscan, no tiene una opinión muy acabada sobre el entrenador.

- Da la impresión de que los perfiles de los entrenadores son bastante variados.
- Sí, pero hay que ver sí es verdad o no, lo que es prensa y lo que no lo es. Creo que hasta que no se pronuncie el presidente sobre los candidatos, uno se puede imaginar 25 mil más. Se habló de (Roberto) Donadoni, de (Hernán) Crespo, qué se yo. La verdad es que no sé lo que están buscando y es una opinión media rara la que tiene uno sobre lo que necesita la Selección.

- ¿Cómo catalogaría el paso de Rueda por la Roja?
- Es un técnico que inspira mucho respeto. Lo conocí personalmente porque lo enfrenté, no porque hemos charlado. Tiene un currículum extraordinario, pero lo sentí muy lejano, muy apartado del fútbol chileno, de la sociedad chilena. Como que nunca hubo ese acercamiento con entrenadores o con la prensa y así poder saber lo que pensaba. Es difícil, porque uno solo tiene una opinión a partir de las conferencias de prensa en los partidos. Y no opina sobre los jugadores que no están convocados y también sobre los problemas. Esta salida creo que lo ha dejado un poco mal parado ante la imagen, de no despedirse, de no dar una conferencia, de no hablar. Entonces es complejo el tema de Rueda.

- ¿Qué la parece la llegada de Francis Cagigao, nuevo director de selecciones? Llama la atención que no posea ningún vínculo previo con el fútbol chileno.
- A mí a veces me da la sensación de que nosotros queremos ser colonizados, porque todo lo que viene de afuera es mejor de lo que está dentro. No tengo grandes conocimientos de lo que hizo esta persona, empezó como un veedor, como un scouting. Después, no sé qué trabajo habrá tenido dentro del club en el que participó (Arsenal de Inglaterra). Me parece que va a tener que adaptarse, conocer la idiosincrasia del fútbol local y eso le va llevar un tiempo largo. Ese tiempo vamos a ver cómo lo aprovecha, si trae o no un entrenador. Lo encontré muy sensato al decir que él va a tener que adaptarse a Chile, más que Chile se adapte a él. Vamos a ver cuánto se demora en que esto ocurra.

- Es todo un tema eso, porque la selección estará jugando en dos meses más y necesita obtener buenos resultados.
- Por eso te digo que yo no sé si él es la persona que va a tener que elegir al entrenador o va a ser en coincidencia con el directorio o con el presidente. Esas son todas cosas que nos tienen que explicar y de las que después nosotros saquemos conclusiones para buscar información. Uno empieza a imaginarse cosas. Si vas a buscar un entrenador, yo siempre pregunto para qué, para selecciones mayores, menores, va estar a cargo del proyecto, se va interesar solo en la selección mayor. Como que siempre estamos adivinando lo que va a ser.