U.CATÓLICA

El formado en la UC que explotó lejos de San Carlos: "Me da alegría y nostalgia"

"Hice grandes amigos que conservó hasta el día de hoy. Con ellos me formé desde los 7 años y ser campeones fue coronar un proceso hermoso", confiesa Vicente Fernández.

Gran parte de los mejores recuerdos de Vicente Fernández en el fútbol los vivió con la camiseta de Universidad Católica. Ahí se formó desde los siete años, fue campeón con la juvenil de los Cruzados el 2016 e incluso portó la banda de capitán antes de tener que partir.

Hoy regresará a San Carlos de Apoquindo, su casa, como visita. "Me trae mucha nostalgia y alegría recordar estas cosas. Me hice grandes amigos que conservo hasta hoy", admite. Lo hará con la camiseta de Palestino, como un jugador más maduro y siendo una de las grandes revelaciones de la temporada.

- Dentro de esos amigos y compañeros ¿quiénes están?
- Ignacio Saavedra, Sebastián Pérez, David Henríquez, Yonathan Parancán, Andrés Souper, Fabián y Martin Bustamante, Lucio Paulizzi, Octavio Carreño, Diego Martin, Aaron Díaz, etc.

- Cuando fue campeón con Católica en la sub-17 estaba Patricio Ormazábal como entrenador. ¿Qué importancia tuvo él en su formación?
- Fue un personaje importante en mi crecimiento. En un principio no era titular con él, me dejaba en la banca, o no me citaba, yo me enojaba y frustraba mucho. Con el pasar del tiempo esas situaciones fueron sacando mi mejor versión y creo que esas experiencias me hicieron un mejor jugador. Como entrenador es muy bueno. Le gusta el buen trato de balón y el orden táctico, por lo que aprendí mucho con él. Nos ayudó mucho en el proceso para llegar a ser campeones.

- ¿Y qué otros gran recuerdo tiene de las inferiores en Católica? ¿Cómo fue cuando llegó al club?
- Llegué a los 7 años al club, porque mi hermano que es 3 años mayor que yo jugaba ahí, y yo quería ser como él (sonríe). Tengo muchos recuerdos del club, celebraciones de Fiestas Patrias con mis compañeros, devolvernos en el metro todos juntos después de los entrenamientos, muchas actividades del club para nosotros los jugadores: nutricionales, con psicólogos, con jugadores más grandes, etc.

- ¿Y qué pasó al final con su hermano mayor?
- No recuerdo bien en qué año la Sub-16 fue una fusión de dos categorías, y en ese momento lo “cortaron”. Tuvo oportunidad de ir a otros clubes a seguir jugando, pero escogió seguir sus estudios: hoy es ingeniero en control de gestión.

- ¿Existe algún anhelo en volver a Católica y poder jugar en el primer equipo?
- Mi mente está en Palestino. Quiero terminar de buena manera la temporada en este lindo club. Estoy muy feliz aquí y me gustaría estar en un lugar donde tenga oportunidades de desarrollarme como jugador y persona, como las que tengo hoy en día.