BARCELONA

El momento en el que la joya poco apreciada por Koeman eligió patear el penal del triunfo

Riqui Puig se ofreció voluntario para lanzar el quinto penalti de la tanda ante la Real. Acertó y el Barça jugará la final de la Supercopa. Koeman casi no cuenta con él.