CAMPEONATO NACIONAL

La maniobra exitosa de Holan en el momento crítico de la UC

Cuando la única opción era ganar sí o sí ante La Serena, el DT sorprendió con una innovación futbolística y los cruzados volvieron a vencer tras 5 partidos.

0

Si Universidad Católica aspiraba a dar un paso clave en pos del tricampeonato, no tenía otra opción más que derrotar a La Serena. Y los cruzados cumplieron con la tarea, luego de imponerse por 2-1 en La Portada, poniendo término a una seguidilla de cinco fechas sin triunfos en un duelo en que el DT Ariel Holan innovó con un nuevo sistema de juego, que dio el resultado esperado.

La escuadra universitaria enfrentó a los granates despues de tres empates y dos derrotas. Además bajo fuerte presión por el triunfo, ya que un traspié hubiera significado perder la exclusividad del liderato en caso de una victoria de La Calera. Sin embargo, nada de esto pasó y mucho tuvo que ver el cambio en la cancha mostrado: Holan se deshizo de los sistemas 1-4-1-2-3 o 1-4-2-1-3 y alineó con el esquema 1-4-4-2 desde el inicio.

Ataque vigoroso

Desde la portería, Dituro respaldó la labor en defensa de Rebolledo, Asta-Buruaga, Huerta y Cornejo. En el mediocampo, la dupla de volantes centrales la conformaron Saavedra y Aued, mientras que Lezcano y Puch actuaron como mediocampistas externos. En ofensiva, lo más llamativo fue la puesta en escena del doble '9' integrado por Valencia y Zampedri.

La nueva organización posicional le permitió al líder del Campeonato Nacional presentar por momentos un bloque de ataque vigoroso, por el papel relevante cumplido por los volantes externos (Lezcano y Puch). La labor de ambos consistió en oscilar entre la función de volante y la de puntero o extremo, cuando la UC accedió a la fase de ataque organizado, con el oponente replegado cerca de su área.

De hecho, en ese instante el sistema original mutó hacia un esquema 1-4-2-4 que complicó a la última línea serenense. Esto, a raíz de que Magnasco, Agüero, Fasson y Durán (última línea local) tuvieron que defender en igualdad numérica en momentos clave del encuentro, sin la presencia de un quinto jugador que garantizara la cobertura frente a las penetraciones del elenco capitalino. 

Bloque compacto

Defensivamente, la innovación desarrollada por Holan también surtió efecto. Por largos pasajes, la escuadra universitaria mostró un bloque compacto de presión en distintos alturas del terreno de juego. Todo posibilitado por el compromiso defensivo de Puch, Lezcano y también de Aued para recomponer velozmente la línea de cuatro volantes en la zona media, reduciendo los espacios a la gestión con el balón del equipo rival.

En cada transición defensiva, la UC rápidamente conformó dos líneas de cuatro y los últimos pases en la construcción de juego serenense jamás lograron convertirse en alguna asistencia. De hecho, la cifra local fue producto de un autogol de Cornejo, quien de súbito se encontró con un centro rasante que envió contra su portería.

El gran beneficiado 

Aunque pueda parecer extraño, debido a las opciones de gol que desperdició, el principal favorecido con el doble '9' no fue Zampedri, sino que su acompañante Valencia. El joven ariete estuvo atento a los segundos balones que en la refriega contra los centrales generó el argentino, capturándolos a tiempo y en el espacio indicado. Sin embargo, la finalización de las maniobras, ante el arco rival, no fue la esperada, lo que debe corregir urgentemente.

La inclusión de ambos arietes en el eje del ataque puede ser una opción válida para Holan con vistas a la próxima temporada y la participación en la Copa Libertadores. Valencia posee mayor movilidad que Zampedri y, contra La Serena, en ocasiones descendió para enlazarse con los volantes centrales y también cooperó con el bloque defensivo, intentando controlar el accionar del volante central de los granates en la fase de defensa organizada.