Colo Colo - U. de Concepción

Solari pone fin al trauma albo

El joven argentino fue la gran figura del partido por la permanencia. Anotó un golazo y le permitió a Colo Colo poner fin a una temporada para el olvido.

0

Colo Colo puso fin a su calvario. Tras un tenso partido en Talca, derrotó por 1-0 a la Universidad de Concepción y confirmó su permanencia en Primera División luego de un torneo lleno de sinsabores, conflictos y polémicas. Pablo Solari, el joven argentino, fue el autor del gol y la gran figura del encuentro.

Antes de los dos minutos, Colo Colo avisó. Ignacio Jara tomó un balón en el área y sacó un potente zurdazo que fue contenido de correcta forma por Guillermo Reyes. El buen inicio albo se volvió a reflejar a los 6' cuando Parraguez asustó al meta penquista con un cabezazo.

En los minutos siguientes la tensión y nerviosismo fueron una constante, pero a los 18 minutos llegó el golpe inicial y el desahogo del Cacique. Pablo Solari recibió un balón por la derecha y tras eludir a Leandro Díaz y Andrés Robles, anotó un golazo para el 1-0.

La apertura de la cuenta tranquilizó a los de Gustavo Quinteros y los penquistas se quedaron sin respuestas. Solo el ímpetu de Cecilio Waterman se hizo presente, mientras que Bryan Carvallo, el cerebro del equipo, no pudo aparecer durante toda la primera parte.

En el inicio del complemento, los penquistas esbozaron un adelantamiento de sus líneas, aunque las pelotas aéreas fueron su único argumento. Mientras, el Cacique se dedicó a estar bien parado y a buscar alguna oportunidad de contragolpe.

Pasados los 60 minutos, Balladares apostó por los ingresos de Quinteros y Ramírez, dos hombres de ataque, y los acercamientos comenzaron. A los 72' la U. de Concepción tuvo su primera gran chance a través de Waterman, quien aguantó una pelota en el área y definió ante Cortés. El '1' albo desvió de gran forma.

La respuesta fue casi inmediata por medio de Pablo Solari, quien estrelló en el palo un remate desde el costado derecho.  A estas alturas, el nerviosismo volvía a ser el gran protagonista.

Así, en los minutos siguientes el Cacique se dedicó a defender y no dudó en tirar pelotazos cada vez que el balón se acercaba a su arco. Al final, de esa forma sacaron la tarea adelante y lograron la anhelada permanencia. Una de las pocas alegrías en media de una temporada plagada de tristezas.