ACTUALIDAD

Vuelta a las clases: Razones por las que la UNESCO lo considera factible y urgente

El organismo de las Naciones Unidas entró al debate por el regreso de la educación presencial en el país en medio de la pandemia, entregando argumentos de peso.

Vuelta a las clases: Razones por las que la UNESCO lo considera factible y urgente
JONNATHAN OYARZUN/ATON CHILE

Continúa generando controversia en el país el retorno a clases presenciales de los alumnos de enseñanza básica y media en 2021. El Gobierno se mantiene firme en su postura de iniciar las actividades escolares el próximo lunes 1 de marzo, a lo que el Colegio de Profesores se opone terminantemente junto también a un grupo de alcaldes.

Sin embargo, ahora se sumó un nuevo actor al escenario de posiciones encontradas. La asesora de Educación y Salud de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Mary Guinn Delaney, ingresó a la discusión, fijando la postura categórica del organismo internacional en orden a que, en Chile, es "factible" y también "urgente" la vuelta a clases presenciales. 

Razones de la UNESCO para el retorno a clases

Mary Guinn Delaney aseguró que "tenemos cada vez más evidencia de que es posible, es factible, el reinicio de clases en las condiciones sanitarias locales que nos dan la seguridad, también en las medidas que tomamos a nivel de sociedad: el distanciamiento, el uso de alcohol gel, ahora también la vacuna, para poder iniciar el año escolar de forma segura en ciertos contextos".

La persona de la UNESCO añadió respecto del reinicio de clases que "es urgente. Muchos niños y niñas se están quedando atrás en condiciones muy vulnerables por no poder ir a sus colegios para contar con el apoyo de sus docentes, para estar con sus compañeros y para seguir sus trayectos académicos".

El 15 de marzo de 2020, el Presidente Sebastián Piñera anunció la suspensión de las clases en jardines infantiles, colegios municipales, subvencionados y particulares inicialmente por espacio de dos semanas, atendiendo la demanda planteada entonces por los alcaldes, a raíz de los primeros casos de coronavirus en el país. Sin embargo, con el avance de la pandemia no fue posible el retorno masivo a las salas hasta la finalización del reciente año escolar.