U. DE CHILE

Heller explota tras la salida de Montillo y el frustrado arribo de Jiménez

El máximo accionista de Azul Azul no está conforme con la gestión reciente de su directorio, en particular por los casos de Walter Montillo y Luis Jiménez.

En marzo del 2021 se cumplirán dos años desde que Carlos Heller dejó la presidencia de Azul Azul, luego de recibir amenazas de muerte en el partido debut del uruguayo Alfredo Arias en la banca del equipo, en un encuentro contra la Universidad de Concepción, en el Ester Roa Rebolledo.

Tiempo ha pasado y más allá de que Heller dejó de estar tan expuesto públicamente, cada cierto tiempo debe atender alguna situación especial de la concesionaria, tal como lo hizo hace algunos meses con la no renovación de Walter Montillo o esta semana, con el frustrado arribo de Luis Jiménez a la U.

En relación a esto, en los últimos meses el también dueño de Bethia se ha mostrado algo inquieto con algunas de las decisiones del directorio de Azul Azul. Por ejemplo, dos momentos en los que ha estado muy presente fue en las renovaciones de Matías Rodríguez y Jean Beausejour en la temporada 2019, cuando se empezó a hablar de la salida de los laterales, o en la elección del entrenador que sucedería a Hernán Caputto, pues aunque el empresario no fue partícipe de las discusiones, sí habló con algunos de sus directores para darles su parecer sobre quién debería haber sido designado.

Más allá de eso, uno de los temas que más le molestó atender fue la situación vivida con Walter Montillo. Una vez que el argentino anunció que no extendería su vínculo contractual con Universidad de Chile (en conversación con ADN Deportes), Heller ordenó a sus directores que se solucionara inmediatamente su renovación de contrato. El tema lo alteró -más allá de que en su minuto él no estuvo de acuerdo con la llegada de Montillo- porque entendía que era inusual que un jugador emblema comunicara su no continuidad a través de un medio de comunicación y que, además, se repetía que un ícono del club no pudiera salir de buena forma de la institución.

Que el caso del '10' no se pudiera resolver favorablemente fue algo que irritó a Heller, pues creía que teniendo a Cristian Aubert como presidente y dos directores deportivos como Sergio Vargas y Rodrigo Goldberg, esa situación debieron haberla manejado de mejor forma y mucho antes de que explotara, particularmente si estos dos últimos habían sido los propulsores del retorno de la "Ardilla".

El caso Jiménez

Por lo mismo, Heller vio en Luis Jiménez una gran oportunidad para llenar el vacío de Montillo, pues veía en el "Mago" un jugador experimentado, probado y pedido por la gente, por lo que le pareció una gran idea hacer realidad el clamor popular. El dueño de MEGA solicitó a sus directores más cercanos agilizar la contratación del jugador de Palestino, pero luego de semanas de tibios contactos, en la U no lograron hacer una propuesta concreta al jugador y a su club.

Más allá del diálogo que ha tenido con varios de los directores de Azul Azul, quienes le han explicado ciertas situaciones a las que él no ha tenido detalles, el empresario se encuentra molesto y pensando seriamente en qué hacer de cara a la reunión anual de directorio, que debería celebrarse en abril, pues considera que quizás no ha sido tan efectivo tener un presidente más dos directores deportivos para hacerse cargo de las decisiones más importantes.

Por lo pronto, Heller ha valorado cómo ha mejorado el tema financiero del club y el hecho de permanecer en la categoría, pero igualmente le parece que un punto importante que se debe cambiar es el manejo de las situaciones más complicadas.