Temas del día Más temas

U. DE CHILE

El origen del alejamiento de Dudamel con Goldberg y Vargas

Marcelo Cañete y Luis Jiménez son los nombres que desataron la crisis entre el director técnico venezolano y los directores deportivos.

La rueda de prensa ofrecida por Rafael Dudamel durante la jornada del viernes fue de alto impacto. El entrenador venezolano apuntó directamente a los directores deportivos, reconoció no estar conforme con el plantel y se desmarcó del frustrado fichaje de Luis Jiménez.

Dudamel, en conferencia de prensa, descartó referirse a las gestiones para ultimar la llegada de hombres como Yonathan Andía o Thomas Rodríguez y dijo que eso se lo dejaba a los directores deportivos, es decir, a Rodrigo Goldberg y Sergio Vargas.

Además, se quejó de la poca participación que tuvo en el armado del plantel 2021. Según pudo saber AS Chile, el entrenador venezolano prácticamente no alcanzó a pedir expresamente a ningún jugador, pues ya era un trabajo que habían avanzado la secretaría técnica del club con la comisión de fútbol de Azul Azul.

Descartando los rumores de que el plantel estaba cerrado, Dudamel pidió públicamente que la U fichara un lateral izquierdo, pues con Luis del Pino Mago y el juvenil Marcelo Morales no es suficiente para cubrir esa plaza.

¿Qué motivó a Dudamel para hacer público su enojo?

Lo primero, es que tal como reconoció, entiende que en caso de que al equipo le vaya mal, las críticas recaerán sobre él, pues aún no hubo un director deportivo que saliera públicamente a asumir culpas.

Pero esta confección del plantel tiene detalles que han ido molestando a Dudamel. Una de esas situaciones fue cuando le consultaron para elegir entre Marcelo Cañete y Luis Jiménez. El ex portero indicó que prefería al jugador de Palestino, quedando confundido y sorprendido cuando supo que el primer refuerzo firmado fue el del volante de Cobresal, más allá de que -como explicó en conferencia- igualmente era un nombre que le seducía.

El entrenador de los azules planteó esta situación puertas adentro, pero tampoco recibió una respuesta satisfactoria. Dudamel está molesto por no ser escuchado y genera otra fricción en una convulsionada Universidad de Chile.