U. DE CHILE

Los 3 rescatables en el debut copero de la U de Dudamel

Universidad de Chile desaprovechó una gran ocasión de ganar el partido de ida y la ventaja frente a San Lorenzo le alcanzó a durar tan solo dos minutos.

0

Universidad de Chile dejó pasar una gran oportunidad. El conjunto chileno se quedó a los 62 minutos de partido con un hombre más en el terreno de juego, luego de la expulsión de Diego Braghieri, y a pesar de abrir el marcador, no logró sostenerlo ni cinco minutos.

Angelo Henríquez abrió la cuenta a los 76 minutos tras un buen centro de Marcelo Cañete y, quedando menos de 15 para el final, la U no supo manejar el partido, pues a los 78' igualó el argentino Franco di Santo.

Lo cierto es que la U de Rafael Dudamel mostró una imagen similar a la de sus primeros meses a cargo del equipo: por momentos desorientada, a veces imprecisa y con poca claridad en los metros finales.

Aún así, hay algunos jugadores que tuvieron una buena faena, como Luis Casanova o Luis Del Pino Mago (que incluso pudo abrir la cuenta con un derechazo), pero sin duda hay tres nombres que salen favorecidos tras el debut azul en la temporada 2021.

Ramón Arias

El defensa llegó con un manto de dudas respecto de sus lesiones. Se vio bien en la vía aérea y se le notó un líder en la zaga. Incluso no le importó llegar a los empujones con sus ex compañeros en la jugada de la expulsión de Braghieri. Por las dudas iniciales y por lo que mostró futbolísticamente, Arias dio un paso adelante.

Marcelo Cañete

En el primer tiempo probó y desvió. En el segundo lo volvió a intentar y obligó a José Devecchi a lucirse con una volada. Fue partícipe de todas las jugadas de riesgo por parte de la U. Para ser rigurosos, estuvo en las pocas llegadas azules al arco del conjunto argentino. Se nota que es el diferente y en su primer partido ya sumó su primera asistencia directa de gol.

Angelo Henríquez

Fue al sacrificio nuevamente. Se ubicó en el sector izquierdo del mediocampo. En el primer lapso fue más volante que extremo y estuvo constantemente ayudando a Del Pino. En el segundo tiempo tuvo más libertad, pudo jugar más cerca del área y fue el responsable de que los azules se ilusionaran con la victoria gracias a su perfecto cabezazo cruzado.