FÚTBOL CHILENO

Los hijos de grandes cracks que buscan brillar en 2021

Sus padres fueron figuras del torneo local y hoy ellos se alistan para una temporada que los puede tener como protagonistas. Cinco historias de hijos de cracks.

0
Los hijos de grandes cracks que buscan brillar en 2021
Aton/Chile

Las historias de hijos de jugadores destacados que buscan construir su propia carrera suelen llamar la atención de vez en cuando en el fútbol nacional. La actualidad no es la excepción: son varios los jóvenes que con apellidos ilustres en la competencia interna se perfilan para ser protagonistas en la temporada que está por comenzar.

Sus padres fueron figuras de renombre en décadas pasadas. Los hijos cargan con un prestigio relevante y, en distintas momentos de su actual trayectoria, buscan construir un desarrollo propio en sus clubes. Son 5 historias de hijos de cracks que asoman para brillar en 2021.

El hijo del Leo

Thomas Rodríguez es una de las últimas incorporaciones de Universidad de Chile. Llegó desde La Calera luego de una temporada que lo tuvo como protagonista en el buen desempeño del equipo que dirigió Juan Pablo Vojvoda, clasificándose a la Copa Libertadores.

El hijo del Leo Rodríguez, notable figura de la U en los años 90, disputó 28 partidos en la temporada 2020 (14 de titular) y convirtió 4 goles. Volante externo, actúa preferentemente por la derecha y también lo puede hacer como delantero por esta franja del ataque.

Antes que todo es un asistidor desde la punta y destaca por su dominio táctico del juego. Nació en Chile, cuando su padre actuaba por los universitarios, y se crió en Argentina. Hoy, a los 24 años, cumple su sueño y el de su padre al vestir la camiseta azul.

Nacido en Unión

En su tercera temporada en el profesionalismo, Thomas Galdames acaba de concluir el año futbolístico de mayor continuidad y evidente consolidación en Unión Española. Las bajas de otros zagueros le brindaron la titularidad al central, pero el zurdo respondió con un rendimiento parejo que lo convirtió en un hombre fijo en la última línea.

Disputó 25 partidos en 2020 y anotó un gol, el del triunfo contra la UC en San Carlos de Apoquindo. El hijo de Pablo Galdames, volante que brilló en Unión, la U y en México en los años 90, se mostró como un defensa seguro, fuerte en el uno contra uno y con salida clara en la iniciación del juego. Su nombre sonó para llegar a Colo Colo, pero seguirá en Santa Laura, al menos, por el 2021.

Herencia de goleador

Joaquín Montecinos dio el paso a la máxima categoría cuando se integró a Audax Italiano a mediados de la temporada pasada. Con pasos anteriores por el desaparecido Unión Temuco, La Serena, San Luis y Melipilla, a los 25 año definitivamente logró acceder al división en la que su padre Cristián fue gran figura, vistiendo las camisetas de Colo Colo y Unión Española, entre otros clubes.

Inmediatamente, el extremo o puntero se ganó el puesto en el cuadro de La Florida y tuvo un papel clave en algunos encuentros en pos de la victoria. Es un delantero que actúa de preferencia por los costados del ataque y se impone por velocidad, fuerza y un sentido bien desarrollado del juego vertical.

Su padre fue goleador en todos los equipos donde actuó e incluso en el exterior, cuando destacó en las liga de Colombia y México. Sin embargo, el poder de anotación no es el fuerte del atacante itálico. Lo suyo va en la senda de profundizar por las puntas y asistir a quienes acompañan por el eje del ataque. Aunque su buena pegada, en ocasiones, le permite hacerse presente en el marcador.

Crecer lejos de la U

Se formó en Universidad de Chile. Sin embargo, Esteban Valencia hijo debió partir del cuadro azul para construir una carrera que hoy lo exhibe como un hombre consolidado en Primera División, tras sus buenas campañas en La Calera.

Disputó 30 partidos en la temporada 2020 (28 como titular) y anotó 4 goles, un saldo muy favorable para un hombre que llegó como apuesta en 2019, tras su paso por San Marcos en Primera B. Fue titular permanente en un mediocampo con figuras como Gonzalo Castelani, Felipe Seymour y Juan Leiva.

A diferencia de su padre de homónimo, quien brilló en la U por cerca de una década como un zurdo talentoso, los énfasis de juego del calerano están en el ida y vuelta, el compromiso defensivo y la intensidad acorde al los requerimientos actuales. Con solo 21 años, se perfila como un proyecto interesante para la liga local.

El peso de un gran nombre

Próximo a cumplir 20 años y con poco espacio para jugar en Universidad Católica, Bruno Barticciotto optó por salir a préstamo a Palestino en busca de mayores oportunidades. El hijo de Marcelo Barticciotto, histórica figura de Colo Colo, espera en La Cisterna lograr mayores cuotas de fútbol competitivo y retornar al elenco cruzado en busca de la titularidad.

No alcanzó a debutar en la UC y en cambio sí ha tenido una presencia continua en la preparación de la Roja Sub 20 de cara al Sudamericano de la categoría. En 2020 firmó contrato con los cruzados y es uno de los jugadores de los que hay esperanza en el club.

Delantero centro, decía a comienzos del años que "ahora me encuentro un jugador muy potente e inteligente para jugar, porque sé cómo ir y cuándo venir (retroceder). Además, cuando tengo un poco de ventaja en la cancha ocupo harto la fuerza y la potencia".